Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

jueves, 24 de noviembre de 2016

Micro-cuentos CONTRA EL MALTRATO A Las MUJER. A LOS ANCIANOS Y A LOS NIÑ@S

Día Internacional contra el maltrato de género

... María temblaba cada noche porque era violada por su marido. Ese que dice quererla tanto. 
Cuando lleva al niño al colegio le preguntan y siempre dice que se ha dado un golpe.
María llora en silencio para que su niño no la oiga cuando vuelve del colegio. Se traga los gritos y es sumisa para que no la peguen. María no pide ayuda. María tiene cuatro costillas rotas. Los ojos amoratados y puñetazos por todo el cuerpo hasta reventarla el bazo. 

*********************

Alia embarazada,  con veintiséis años, de Fuenlabrada, degollada dentro del coche por su marido.
¿Cómo es posible?

********************

... Dejó a su marido porque la convivencia no era buena. Al cabo del tiempo, él se pone malo. Ella acude en su ayuda y lo cuida. Él la mata.

*****************

... madres y padres, educad en la igualdad y en el respeto, porque si no, estaréis criando futuros asesinos.

**********************

... tenía 84 años y su cuidadora la maltrataba cada dia cuando le cambiaba el pañal. Nunca más debería de ejercer como cuidadora de seres humanos, si no, picando piedra.

***********

... con  cuatro añitos ya conocía como escocía el cinturón de su padre cuando los latigazos marcaban su pequeño cuerpo.

*************
... nunca le negaron nada. Nunca hubo un no por respuesta. Cumplió diecisiete años y la crisis llegó a su casa. No puedo comprarte ese pantalón de marca. No puedo comprarte ese móvil tan caro. No puedo darte dinero para que salgas el fin de semana. Comenzaron los maltratos hacia su madre.

**************

... lloraba y lloraba porque tenía hambre o porque le dolía la barriguita. O simplemente porque era un niño llorón. Un día lo lanzó sobre la cama. Otro día le dio bofetadas. Otro día un puñetazo. La madre callaba. Con un mes de vida, lo llevaron al hospital muerto.

******************

... llamaban y llamaban a las cuatro de la mañana para amedrentarla. Era su diversión. Se reían de los más débiles. mataban animales. Rompían lunas de coches y todo lo que les daba la gana. Sus padres les amparan, no se daban  cuenta que estaba  creando  futuros delincuentes, y posiblemente, futuros maltratadores.

******************





9 comentarios:

  1. Nos remueves la conciencia, casos que ocurren a diario, crímenes que no terminan y solo nos queda impotencia y rabia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Uffff se me ha puesto un nudo en la tripa..
    Tremendo lo que cuentas... pero es tan real por desgracia.
    Cada dia hay mas casos de violencias, es intolerable.
    Un beso Isa, buenas noches
    Lei en el face que te habian roto la luna del coche. Estamos criando dilencuentes.
    Isa

    ResponderEliminar
  3. No puedo dormirme de la pena que me da este mundo...Pero como puede ser que estemos tan transtornados? porque tanta violencia? ayer fue Alía antigua vecina mía pero mi impotencia y mi pena es por cada una de las mujeres que van asesinadas.
    Esto es un horror.

    ResponderEliminar
  4. Jo, Isa...

    Me he quedado fatal...., y sabes porqué?, porque todos esos micros pueden ser reales.

    Anda que los humanos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Perdón por centrarme solo en las víctimas de género. Estoy muy afectada por Alía. Pero para nada quito importancia a los demás casos de violencia que existen.

    ResponderEliminar
  6. Para las conciencias, ramillete de realidades. Ojala un día podamos dejar de hablar de violencia y malos tratos.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. He leído en silencio esos pequeños micros y me ha dolido el alma, Isa...Es necesaria la educación en el colegio y en casa...El hombre sin principios ni valores no es nada, es más primitivo que los animales...Los educadores y los padres deben estar preparados para educar y formar personas.
    Mi gratitud y mi abrazo siempre por tu cercanía, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Uf, Isa, qué realidad tan terrible. Todo eso que cuentas es así.
    DIsculpa si no me paso más, ando medio retirada, cuando la vida me deje un respiro espero volver.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Esas historias que se desvelan en tu post, son la comidilla de los medios electrónicos, escritos y redes sociales en Colombia. Pareciera una moda maltratar a las mujeres, vejarlas, al igual que a los niños. A dónde conduce tanta competencia y capitalismo salvaje. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.