Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

jueves, 17 de enero de 2013

microcuento

... ella, tenía nombre y una familia. Sin motivo aparente la depresión la hizo ir encogiéndose mentalmente.
Se sentía tan pequeña tan pequeña, que pensaba y tenía asumido que apenas valía nada como mujer, como persona. Tan poquito era su autoestima, que un día se perdió su identidad en los confines de su memoria. Nunca más se encontró a sí misma. Su peor enemiga, la depresión.
***************

...altiva, esplendida y sonriente se levantaba por las mañanas. Pero esa mañana parecía más esplendida que otros días. Esa noche se sintió la estrella que más brillaba en la tierra. Al amanecer los ojos y la cara la delataban.
***********

... Temía que llegara la noche. Rehuía las caricias. Era un tormento sentir la mano de su marido posarse en su pubis. En vomito era irremediable. Tenía que abandonar la cama con sabanas blancas de algodón.  Ella no habló de la noche del martes trece  de hacía dos meses, en el descampado, a la vuelta del trabajo.
Una mañana mientras iba plácidamente sentada en el asiento del tren, leía el periódico. En la primera portada había la foto de un hombre al que ella aterrorizada identificó en el momento, el título con grandes letras decía:  detenido violador. Más de veintitrés  mujeres le habían denunciado.

*************

Esto  aunque parece un microcuento, es una realidad.

Hablamos de Bravo Murillo uno de los ministros más inteligentes de Isabel II:  "¿Ustedes desean que yo autorice una escuela a la cual asistan 600 trabajadores? No en mis días. Aquí no necesitamos hombres que piensen; lo que necesitamos es bueyes para que trabajen".
Contestaba al Partido Liberal que pedía una educación más eficaz para TODOS los españoles.
Hay que tener en cuenta que en las escuelas primarias, que generalmente estaban dirigidas por eclesiásticos,  a los pobres no se les enseñaba ni a leer ni a escribir. Se les enseñaba hacer labores y a recitar el catecismo  ya que ni siquiera les enseñaban a leerlo.
 A esto es a lo nos están dirigiendo los gobernantes que tenemos. De ahí tantos recortes en la educación.













14 comentarios:

  1. ¡Hola Isa, qué bonito pasar de nuevo por tu blog. Felicitarte por éste hermoso cuento, el cual nos llama también a la reflexión sobre una enfermedad tan actual como es la depresión y que muchas personas de una u otra forma padecen. Es difícil, pero con amor, nada imposible de superar!
    Besitos, muy bien contado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria. Me alegro que te hayan gustado.
      Saludos y besos

      Eliminar
  2. Eres contundente... es tu personalidad de ese estilo y cada cosa que ves fuera de lugar, que lastiman, te duelen como si te sucediera a ti, es la forma mas humana de ser de vivir. Resumes muy bien en el texto el pensamiento y queda claro y a la primera lectura... Saludos, Abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, bueno si encima pueden hacer bien a otras personas me quedo más satisfecha de lo escrito.
      Saludos y besos

      Eliminar
  3. Enhorabuena. Hoy te has superado escribiendo coss bonitas e interesantes.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Disancor, me alegro que te hayan parecido cosas bonitas e interesantes. Graciassssssssss.
      Saludos y besos

      Eliminar
  4. Te lo dije y lo repito, Isa. En ti hay madera: sigue dándole a los relatos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco, sí claro que hay madera, algo de serrín en la cabeza :-)
      Graciasssssssssssssss
      Saludos y besos

      Eliminar
  5. Nos has puesto parte de la cruda realidad de frente, tanto en el microcuento como en la historia real. tanto uno como el otro ponen el dedo en la llaga de alguna lacra social.
    Y mi vida está llena de besos y sonrisas
    Un cariñoso abrazo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M.P. Moreno, sí, la verdad que no están muy bien las cosas en el mundo.
      Yo me alegro, ojalá todas las personas estubiera llena de besos y sonrisas, mejor nos iría a todos. Graciasssssss
      Saludos y besos

      Eliminar
  6. La realidad da para contar y emplificar, como este cuento corto, sobre un problema tan arraigado hoy: el de las violaciones.
    Y, sobre la educación, no hay peor mal que poner en la dirigencia a personajes recalcitrantemente godos...sólo miran desde la perspectiva de su poder y privilegios. UN abrazo, ISa,desde aquí donde la tierra se seca. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, pues que tristeza que la tierra se seque. Deseo que cesen los incendios y que el agua llegue como la salvación para que los campos de tu país florezcan de nuevo.
      Graciasssssssssss
      Saludos y besos

      Eliminar
  7. Varios microcuentos que llegan muy hondo cada uno por su contenido.
    Lo pero es que no se trate realmente de cuentos, sino de realidades...
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén, sí esto es lo peor, que hoy la dura realidad de la vida hace que en muchas casa la depresión esté a la orden del día. No podemos acoger a esta señora en nuestras vidas, hemos de huirla porque desencadena en la salud montones de enfermedades además de la depresión.
      Graciassssssssssss
      Saludos y besos

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.