Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

viernes, 22 de abril de 2016

Homenaje a las personas que estuvieron en la cárcel por ser Republican@s

Esta cajita de madera es/era  de mi madre.
Mi tío Valentín, marido de mi tía Pruden, hermana de mi madre, se la compró a un preso como él. Se la regaló a mi madre.
Mi tío sufrió mucho en la cárcel por ser republicano.


Aquí están sus iniciales. Ángeles, González Majarín.
Esta cajita la guardo con mucho cariño porque sé que un día mi madre la tuvo cogida y metió en ella sus joyas.

Esta otra cajita de madera. Es/era de mi abuela la madre de mi madre.
Ahí están sus iniciales. Desideria Majarín.

Estas cajas son un gran tesoro. El mejor tesoro del mundo. Las tocaron las manos de las personas que más quiero, y he querido. Tienen su respiración, su olor, sus risas, sus llantos, sus alegrías, sus sufrimientos,...

Están hechas por presos Republicanos.
Presos que con sus "pequeños" trabajos,  sacaban dinero para poder dárselo a sus familias cuando iban a verlos. Presos con hijos y mujeres que tal vez fueron su salvación de morir de hambre. 

Personas que pensaban distinto al régimen y por ello fueron encarcelados.
Usaban para hacer los dibujos trozos de hojillas de afeitar. Se fabricaban pequeños punzones con cualquier hierro que vieran o cualquier trozo de hojilla de afeitar.
Sí, sí ya sé que de esto hace algún tiempo, pero no hace tanto. Cuento verdades, cuando se cuentan verdades el tiempo no pasa.  Los último fusilamientos del régimen franquista fueron el 27 de septiembre de 1975. No hace tanto.
Y por qué digo esto, pues porque hoy me apetece hablar de ello. Porque quiero hacer un homenaje a todas las personas que sufrieron cárcel, asesinatos, ... por pensar distinto.
Porque aun hay muchas personas sin aparecer. Mi abuela nunca fue viuda porque su marido, mi abuelo nunca apareció. Porque hay montones de personas que aun no cerraron sus heridas. 

Mi abuela y mi madre dándose un gran abrazo a pesar de que mi madre murió  en 1964 y mi abuela en 1968. Un gran abrazo. Estará así hasta que esta cajita más grande se la de a mi prima Angelines, la hija de mi tío Valentín que estuvo en la cárcel y compró estas cajitas a otro preso como él.

Historia de esa cajita: 
Estas navidades, invitamos a Angelita y José María a cenar con nosotros. Iban a pasar solos las navidades y nosotros estábamos los tres solos, y bueno, porque son amigos y ya está.
Subió con un centro de mesa precioso con ramas y adornos navideños recogidos  del campo. Adornos naturales.
Cuando pasaron las navidades y saqué las ramitas y  adornos ya secos, mi sorpresa fue que esta caja me hablaba. Sí, sí, me decía que pertenecía a mi abuela. Yo vi las iniciales y supe que era de mi abuela.
Gracias a Angelita que no la tiró porque se la encontró en la troje de la casa de sus padres. Esta casa la compraron  sus padres, era de mi abuela, y  le había tocado a mi tía Pruden, pero al fallecer ella, pasó a sus hijos. Sus hijos, mis primos la vendieron.
Según me dijo Angelita habían tirado muchas cosas, pero esta cajita la llamó la atención. 
Yo creo que la energía de esta cajita, hizo que no fuera tirada y volviera a las manos de la familia.

Ahora están en mi casa las dos cajas abrazadas y para mí es un símbolo de que mi madre y su madre mi abuela, se han dado un gran abrazo. A su vez yo también me lo he dado con ellas  porque tomo  la caja en mi regalo y la beso y la acuno.



6 comentarios:

  1. Por mi culpa....han desaparecido los comentarios al respecto de las cajitas de madera.
    Isabel ha querido ayudarme porque no podía publicar el comentario y ha borrado todo
    Angelita.

    Por favor os pido que volváis a dejar vuestras opiniones gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelita, no te preocupes, no pasa nada.
      Jajajaja, esto me pasa por zascandilear :-)
      Graciasssssssssssss. Besosssssssssssss

      Eliminar
  2. Intentaba desde hace dos días, enlazar mi comentario con los leídos ( ocho en concreto) y por no tener cuenta en gougle no podía publicar, dicho esto y con la esperanza de que ahora si, dejo mi aportación a tu bonita historia escrita desde el corazón como siempre y que esta vez me llego al mío.



    ...Doy fe de que esto ha pasado tal y como lo cuentas y que gracias a que la vida es así de caprichosa mis padres al hacerse con esa casa se hicieron también con sus recuerdos... y sus vibraciones.
    Y ahora yo, sin saber nada al heredarla he recuperado un pequeño tesoro familiar.

    Me alegro de haber contribuido a que esta caja vaya al regazo de sus propietarias, y de haber echado mano de ella para mi pequeña aportación a la cena de Nochevieja del 2015.

    Gracias por vuestra invitación y no precisamente por los manjares servidos ¡Que también! sino por vuestra compañía.

    Un abrazo Angelita.
    Hija de Reyes Moreno López, a la que también dejaron sin padre a los 9 años de edad.

    Os

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassssssssssssssssssssssssss
      Pedón a las personas que dejaron su mensaje y unas manitas nerviosas hicieron dedaparecer. Lo siento. :-(
      Besos y abrazos de corazón

      Eliminar
  3. Por pensar diferente, la cárcel. Qué problema las dictaduras, condenando a la dura chirona como a Miguel hernández, a quienes proclamaban la república.Esas cajitas son la demostración de lo duro d estos sistema oprobiosos para la dignidad del hombre. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos.
      Saludos y abrazosssssssssss

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.