Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

viernes, 26 de septiembre de 2014

Cerditos Vietnamitas; Paulina, Colate e Isa


Son preciosos aunque aun muy huidizos. No he sido capaz de acariciar sus   lomos. A Paulina sí y la encanta.

Preciosos cerditos Vietnamitas.

Ya mismo los castaños darán su fruto y aunque no necesitan comida porque tienen de sobra, será otro aperitivo diferente para Paulina, Colate e Isa.

Recién parida  y sus hijos nacieron muertos. Realmente sus dueños sólo vieron un cerdito. Yo creo que tenía más porque tenía mucha tripa.
Pusimos un anuncio para que Paulina que así se llama la cerdita Vietnamita, encontrara novio y poder ser mamá de nuevo. Era primordial no salir de la zona de Toledo o Madrid para ir a buscar al novio de Paulina. Hubo varios agraciados pero que no dieron resultado porque quien tenía el cerdito y Roque y Marisol no se pusieron de acuerdo.
Localizamos a un señor que había tenido hijos su cerdita Vietnamita. Les pasé el teléfono y se pusieron al habla.
Les trajo dos pulguillas preciosas que yo no pude ver tan chiquitinas y después de 15 día fui a visitar y ahí están esas preciosidades. Son Colate e Isa. 
Todos sus animalitos están bautizados, claro, simbólicamente. Como pueden comprender no se les ha llevado a la  pila Bautismal.Entre otras cosas porque no es pretensión de los dueños. :-)

Son hermanos, pero los animalitos a la hora de procrear no miran esas cosas, tan sólo su apetencia sexual y las ganas de engendrar hijo.



Comparten vida social con otros muchos animalitos.
Gallinas como éstas que están tomando el sol. Estas gallinas ya son muy viejecitas,  ahí están tomando el sol, como si miraran a la Meca.

Estos pavos reales me persiguen por donde quiera que vaya, pero luego les vas a tocar y son muy asustadizos.

La verdad que estar aqué sentados escuchando el sonido del viento al mover las hojas, y el chorro enorme que cae de agua. A los diferentes pajarillos, el sonido de las gallinas guineanas, ...  es como irte a un lugar aislado y disfrutar de plena naturaleza. 
Sinceramente, venir aquí te colma  de una paz que te llena mucho, claro porque nosotros no venimos  a trabajar como los dueños, entonces te llena mucho y te evades de los problemas que puedas tener.


Precioso aunque me persigue todo el tiempo oliéndome y babeándome  la ropa  Jajajajaja. Al final  opto por coger una rama y ir sacudiendo al aire para que no se acerque porque casi me tira al restregarse contra mí, tiene mucha fuerza.

Preciosa esta perrita que otra vez va a ser mamá.




Esta foto me la tomó mi compi.
Es una  experiencia preciosa acariciar a un poni tan chiquitin.
Es suave y tiene mucho pelo. Me daba un poco de miedo porque aun es un poco nervioso y se levanta con rapidez y puede darme un golpe y dañarme.


Relamiéndose porque sabía que iba a comer jajajaja, pero no a mí.
Este árbol está feito porque  está sin hojas  pero aun así embellece el lugar.





6 comentarios:

  1. Cuantos animalitos, no se pueden ver viviendo en la ciudad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, gracias. La verdad que a pesar de que el sábado me tiro toda la mañana guisando para dejarle comida y cena a mi padre para toda la semana, por la tarde me recompensa y me carga las pilas para toda la semana el poder estar en el campo y viendo y tocando a los animalitos. De esta manera así también los pueden ver las personas de la ciudad.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  2. Que suerte tienes de visitar ¿o vivir? en ese paraíso.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ... Querida, no, nosotros vivimos en al sur de Madrid, pero somos de un pueblo llamado El Real de San Vicente. Viajamos todos los fines de semana para ver a mi padre. Tenemos unos amigos y parientes de mi compañero que tienen muchos animalitos. Solemos visitarlos muy a menudo y ahí disfrutamos mucho.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  3. BUeno, maternidad animal. Me encanta la historia de la cerdita vietnamita, y esa búsqueda de pareja, para que vuelva a ser mamá-. UN abrazo desde estos afectos, Isa. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, gracias. Sí la verdad que se quedó triste cuando perdió a su hijito. Ahora está muy contenta porque es como si hubiera adoptado a los dos hermanos.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.