Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 29 de julio de 2014

Manos; por gentileza de Sindel




En el cuenco de mi mano llevo todas mis pertenencia.
Sirve de vaso para calmar tu sed y la mía
puede hacer de plato para calmar tu  hambre y la mía.
Es el cuenco que recoge tus lágrimas y las mías.
Va cargado de abrazos para quienes los necesitan
El cuenco de mis manos se abren para hacerte una caricia,
para brindarte el apoyo que necesitas.
Con el cuenco de mi mano abierta te pongo en  el hombro  para darte consuelo.
En el cuenco de mis manos llevo caramelos para los niños que lloran,
también magia para que sonrían.
En el cuenco de mis manos caben tus manos envejecidas, 
tus manos de piel tersa y tus manos enfermizas.
En el cuenco de mis manos cabe la luna llena cuando la noche es oscura.
También caben las estrellas cuando tu vida se apaga por la tristeza.
En el cuenco de mis manos llevo todas mis pertenencias porque las manos atesoran  acaricias, 
las manos besan y las manos curan tus heridas.
En el cuenco de mis manos, llevo toda mi vida.
**************


Mira como el horizonte se ciega por la noche.
Amar es darlo todo sin esperar nada a cambio
No temas si nada hiciste
Obedece a tu corazón, él nunca te engaña.
Sonríe aunque sea a las piedras, pues la sonrisa te da vida.







12 comentarios:

  1. Cuántas cosas hermosas y tiernas hay en el cuenco de tus manos, me encanta!
    Y como siempre me soprendes con tus acrósticos que se hacen poesía.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Las manos son el todo, con ellas damos, acariciamos, curamos, escribimos... son tantas cosas las que nos aportan unas manos, sobre todo, enlazándolas unas con otras para unir a las personas.

    Muy bella tu entrada, Isa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Cuantas cosas podemos abarcar con las manos, y cuanto sobre ella eres capaz de escribir, me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito. Todo cabe en el cuenco de unas manos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es notable cómo la capacidad de una mano crece cuando se asocia a otra formando un cuenco de contención!...en ese cuenco cabe mucho más, en reciprocidad con el corazón que se alimenta a medida que da!
    Muy sabias tus palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Las manos nos hablan de tantas cosas que uno muchas veces no sabe como expresarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Isa, en el cuenco de tus manos se resume toda una vida, como bien dices, amiga...Mi felicitación y mi abrazo por tu profundidad siempre generosa y cercana...
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, la mitad de nuestra vida esta en las manos, con ellas creamos, nos alimentamos y repartimos caricias. Me han encantado tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Preciosísimo. Me ha encantado esa sencilla imagen de tus versos: tan solo "el cuenco de las manos", y ¡ cuánto cabe en ese pequeño espacio!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Graciassssssssssssssssssssss Fanny Sinrima, Disancor, Mª Jesús Muñoz,
    Ilesin, Neogéminis Mónica Frau, Carmen Andújar, Ester, María, Sindel.
    Gracias de corazón.
    Perdonar que no personalice las respuestas a vuestros mensajes, pero no tengo tiempo. Graciassssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
    Saludos, besos y abrazos, que cada uno tome lo que más le apetezca.

    ResponderEliminar
  11. Esas son las manos que son capaces de cambiar el mundo para mejor. Manos puras, sieempre dispuestas a hacer el bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Cuánto necesitamos de la mano que es caricia y cuenco. QAué bien llegas a la ntauraleza de la mano...UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.