Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 10 de febrero de 2014

Palabra; Contando las semanas en 52 palabras - Palabra 7 de 52


Contando las semanas en 52 palabras - Palabra 7 de 52





Puedes hablar, debes hablar pero nunca digas palabras que ofendan.
Aire que pasa y abofetea es más liviano que la palabra que ofende, la mentira que daña, la calumnia que ahoga y queda en la persona como una estaca clavada.
Lo dicho, dicho queda ya  no se puede dar marcha atrás, las palabras pueden ser el bálsamo que cura, o la herida que nunca cierra.
Armarse de paciencia cuando se discuta con alguien si no queremos matar la alegría a la persona que hablamos.
Braman las aguas de la mar cuando las olas a la orilla no quieren llegar.
Rompen las olas contras las piedras igual que tus palabras desagradables que como cuchillos se clavan en su alma.
Aminora la prisa a la hora de hablar,  calma,cuenta uno, dos, tres, así hasta que más sosegadas  puedan salir las palabras.
Sencillamente la palabra mejor dicha, es la que no se dice cuando se puede ofender.
PALABRAS de colores en lugar de Palabras como puñales




26 comentarios:

  1. ¡Feliz comienzo de semana, Isa!!! Abrazo grande, te quiero.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marcus, graciasssssss igual para ti.
    Estoy algo enfadada, se me ha estropeado el portátil y este ordenador es muy viejo y no puedo skypear con mis amigos :-(
    Este mes no puedo arreglarlo porque ya me he gastado el dinero en otras cosas más importantes.
    Jajajaja, si te sobra dinero y me quieres pagar el arreglo yo acepto.
    Es broma, seguro ahora tienes muchos gastos.
    Ya se arreglará así acaricio a este ordenador viejito que también necesita caricias y estaba muy abandonado. Siento como las teclas del teclado me agradecen las caricias de mis dedos. :-)
    Saludos y besos, cuídate y sé muy feliz

    ResponderEliminar
  3. La palabra puede ser bofetada y caricia, sal en la herida o ungüento salvífico. Tú te has valido de tu arte para salir victoriosa de este reto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, gracias.
      Así es las palabras pueden ser sal o ungüento.
      Saludos y besos

      Eliminar
  4. Isa, nos dejas un acróstico sencillo, profundo y mágico...Me ha encantado, amiga...Asi es, como tú dices...Debemos cuidar las palabras, si no son más bellas que el silencio, no las digamos...
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso, compañera y amiga.
    Feliz semana, Isa.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Jesús, gracias.
      Me alegro que te haya gustado.
      Saludos y un abrazo grande

      Eliminar
  5. Perfecto!!! Sabios consejos nos das en tu acróstico, todas las líneas dejan alguna enseñanza y habría que tenerlo en cuenta siempre, porque es verdad que las palabras dichas en mal momento dejan consecuencias en el otro generalmente hacen daño.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sindel, gracias.
      Me alegro que saques de cada linea una enseñanza.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  6. Buenos consejos sobre como utilizar la palabra y la frase final es un buen broche. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, gracias.
      No intentaba dar consejos porque es muy complicado esto de lso consejos, pero al final han salido así.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  7. Unas reglas de comportamiento a seguir, todo sería más fácil si las pusiéramos en práctica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trancy, gracias.
      Sí realmente sería más fácil pero cuando nos enfadamos los nervios nos traicionan y hacemos daño a las personas que más queremos.
      Saludos

      Eliminar
  8. La palabra como el mejor aliado para el diálogo y el canto a la no violencia.
    Muy bien expresado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen Andújar, gracias.
      Sí así deberíamos de utilizar la palabra.
      Saludos

      Eliminar
  9. Isa, la palabra puede ser un puñal, asì como las fina caricia de ternura. Me encanta el acrósticos: dices muchas verdades sobre este lemento que bìfido que es la palabra. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, gracias.
      Cierto, puede ser un puñal o una caricia tierna.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  10. Las palabras se deben expresar de manera mesurada y pensada, ya que a través de ellas uno puede dañar o amar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ilesin gracias.
      Totalmente de acuerdo contigo.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  11. Bonito acróstico, Isa.

    Debemos pensar antes de hablar, sobre todo, para no ofender, porque las palabras pueden herir más que un puñal.

    Pero también las palabras sirven para abrazar y dar energía, esas son las que siempre debemos pronunciar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, gracias.
      Así es las palabras que dan alegría y nos abrazan o pueden abrazar a otros son las que hay que utilizar. Las otras desagradables seguro que en más de una ocasión saldrán despotricando para ofender, aunque luego nos arrepintamos. Pero una vez dichas pueden herir sentimientos que tal vez no sean capaces de rehacerse,
      Saludos y besos bella María

      Eliminar
  12. Hola Ilesin, gracias.
    Sí mejor pocas palabras bien pensadas, que muchas y que alguna de coces.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Muy de acuerdo, Isa. Has hecho un bello acróstico. Tus palabras me han gustado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fanny, gracias me alegro que te guste.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  14. Muy de acuerdo Isa. Cuando las palabras son lanzadas con la intención de herir, allí se quedan en uno, dejando una huella de dolor imborrable. Por eso hay que considerar lo que vamos a decir, sobre todo cuando nos motiva un sentimiento no muy bueno, luego podríamos arrepentirnos, y para entonces, a veces ya no hay vuelta atrás. Un escrito que invita a reflexionar.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  15. Dicen que uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios. A veces es preferible retener las palabras y no dejarlas salir si con ellas vamos a hacer un daño innecesario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Muy buena forma de expresar sus potencialidades y matices!
    =)

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.