Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 15 de enero de 2014

Mi Planta de naranja-lima

Mi Planta de naranja-lima es un libro de José Mauro de Vasconcelos.
Es un libro buenísimo, eso sí las lagrimas salen a borbotones por cómo sufre un niño de cinco años. Ningún niño debería de sufrir tanto como Zezé el protagonista del libro.
Yo este libro si fuera profesor de lengua o literatura, lo recomendaría leer a una edad muy temprana. Se lo recomendaría a todos los niños/as tuviesen el estatus social que tuviesen. Seguro los niños/as se darían cuenta que no son tan desgraciados como ellos/as se pensaban. Es un libro que  lo comienzas y no paras hasta darlo por terminado. 
Pues ya saben manos a la obra y a comprar este libro para regalar a su sobrino/a, hijo/a,  amigos/as,...
Este libro me lo dejó mi profe del taller de literatura. Es un libro que le regaló a su hijo y nos lo ha dejado y lo iremos leyendo todas las alumnas que lo desean.
Merece la pena porque la infancia de Zezé fue un infierno comparada con la mía que también lo fue pero a una escala más pequeña. Ahhhhhh, también lo pueden leer los mayores yo tengo 53 años y me dio mucho que pensar. Todos deberíamos de tener una infancia lo más feliz posible sin carecer de nada material pero tampoco emocional. Es muy importante el sentirse queridos desde pequeños pues el árbol y sus ramas van creciendo sanas y con mucha fortaleza.
Si vas a ser mamá, eres abuela, tía, hermana,... sería bueno que leyeras el libro para ver lo importante que son las carias, un abrazo, y el decirle a un niño/a que lo quieres y que es lo mejor que te ha pasado, tenerlo y cuidarlo con amor y cariño. También sería recomendado leerlo el personal de los internados aunque ahora no son como eran antes que prevalecían los castigos corporales junto con las malas palabras, y el dejarte en ridículo para que te comiera el mundo. En general sería bueno que lo leyera todo el mundo para cuidar la infancia y educar niños/as fuertes y seguros emocionalmente. 

14 comentarios:

  1. Es un libro maravilloso, que merece ser leído a distintas edades porque siempre deja enseñanzas nuevas. Admiro mucho a Vasconcelos, leí casi todos sus libros, pero este lo tengo siempre cerca.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sindel, gracias.
      Yo no había leído nada de él, es el primer libro y me ha encantado leerlo.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Anda tienes la misma edad que yo cuando tenía 53 años! Buscaré el libro y lo leeremos, ya te contaré. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Hola Ester, muy bueno como comienzas. Ya sé que naciste antes que yo, una buena pista. Poco a poco se irá desgranando algo más de tu vida,
    Te va a encantar, ya lo veras como es un libro que su contenido llega muy adentro del corazón.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu recomendación, se lo voy a comprar a mi nieto Alberto, cuando llegue el momento lo leerá Alejandro. La vida es dura. Las personas que viven en el medio rural saben que hay que esperar el momento idóneo para plantar, las muchas labores que siguen, los cuidos, los vientos, las heladas, los granizos... hasta conseguir la cosecha que por lo común se malvende. Vivir es un duro trago casi siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, gracias. Así es, vivir es un duro trago casi siempre, menos para lo que todo lo tienen.
      Cuando leas el libro veras que bueno es. No quiero desgranarlo pero es un buen libro.
      SAludos y besos

      Eliminar
  5. No he leido ese maravilloso libro que dices, pero tomo buena nota para leerlo encuanto se presente la ocasión.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Disancor, pues te gustará.
      Saludos y abrazos fuertesssssssssss

      Eliminar
  6. Isa, estoy segura de que el libro que nos dejas vale la pena y es precioso. Eres una persona con gran curiosidad, muy amena y tienes buen gusto para dejarnos tus fotos y tus letras...Asi que tomaremos nota, porque has elegido bien. Gracias por tu generosidad, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. Tomaré nota para cuando tenga que comprar un ragalo para un niño que tengo cerca, aunque es muy pequeño, se lo regalaré a su padre que le vendrá bien.
    Un beso Isa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Pilar, seguro que a quien se lo regales le hará ver la vida de otra forma más positiva.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  8. Veo que no se ha quedado mi coomentario. Te decía que lo tendré en cuena para regalarlo.
    Besos Isa

    ResponderEliminar
  9. Vasconcelos se aproxima a una realidad muy marcada de estos tiempos, cuando hay trata de infantes, desde todo ángulo, indolencia y abandono por parte de los padres; y lo peor explotación sexual y laboral, cuando no la pederastia, que tiene a tanto cura de misa y olla, acorralado. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, es una pena que los padres abandonen a los hijos porque no pueden mantenerlos. Y de lo demás una vergüenza.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.