Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Segundo día en Santillana del Mar; Cuevas de Altamira.

 En el recorrido del hotel a las Cuevas de Altamira fuimos mirando el paisaje que estaba verdecito que daba gusto.
Yo creo que las vacas nos olieron y sabía que no eramos del lugar y salieron a esconderse entre los árboles.

En el recorrido hay esta Virgen en el árbol con flores a los pies. No supimos porque estaba ahí y bueno, le hice una foto porque me resultó curioso.

 Parte de Santillana del Mar desde la carretera subiendo a las Cuevas de Altamira.
 Aquí  la entrada original de las Cuevas de Altamira acercadas con el zoom,
 Al fondo, la entrada de las Cuevas de Altamira
 Ahí entre los árboles gigantes que pareciera que custodiaran  las Cuevas de Altamira. Desde luego están bien escondidas. Bien sabían nuestros antepasado que mejor  no estar visibles que a la vista :-)

Ummmmmmmm joooooooo no se pueden hacer fotos dentro de las Cuevas de Altamira pero no sé de qué forma se activó el  móvil de Antonio, y capturó esta pintura de las cuevas. A veces el demonio enreda y mira que sucede :-)
Si tenéis oportunidad de poder ir a las Cuevas de Altamira no os lo perdáis. Ahhhhhhhh si estas en paro llévate el justificante de la demanda de empleo, y entraras gratis. Sólo en este lugar no pagué, en los demás en todos.
Salimos del hotel a las 9 de la mañana y volvimos a la 13:30 cansados de caminar y dispuestos a comer y a echarnos una siesta. 
Foto desde abajo de la carretera llegando al hotel después de caminar desde las 9 de la mañana.

A la tarde después de la siesta nos fuimos a Suances,  a la  Playa de los locos. Desde luego le va muy bien el nombre porque locos si están por meterse en esas aguas tan frías. Yo sólo metí mis pies y se quedaron congelados, el dedo meñique me encogió y no lo veía jajajaja. ¿Se imaginan como quedará el péndulo de los hombres?
Antonio fue muy valiente y un loco más de tanto que había por allí jajajaja, la única vestida con ropa no de baño era yo jajajaja. Pues vamos a ver la Playa de los  Locos de Suances.

 Recién llegados  al lugar y no sabíamos por donde teníamos que entrar. Estábamos tanteando el terreno
 A lo lejos se divisa  un barco y   en el horizonte la vista se pierde en el   infinito
 El Faro de Suances en la Playa de los Locos

 Seguíamos buscando la entrada a la playa.
 Nos quedamos fascinados al ver que había césped en la playa. Abajo había muchas rocas y arena,

 
 Yo seguro que ahogarme no me iba a hogar, pero darme un buen coscorrón si era posible por como estaban las rocas de amontonadas. Jajajaja iba con zapatillas de deporte, faldita pantalón y una camiseta.
Jajajaja vamos que llamaba la atención sí o sí.
 Jajajaja, además llevaba mi mochila de la cámara de fotos con todos los objetivos, el flash enorme y la cámara. jajajaja Seguro los bañistas pensaron y donde va esta loca jajajaja.
 Yo sóla me reía de mi misma porque no encuadraba en el lugar.
 Cuando Antonio se dio varios baños,  nos fuimos a las rocas. Ayyyyyyy para subir las rocas mojadas y cortantes me lastimaban los pies.
Al final me encontró una piedra Antonio que parecía un trono, y por donde parecía una procesión de gentes en bañador que se cambiaban de un lado a otro porque la marea subía.
Desde allí bien sentadita observaba el paisaje y a los/las  bañistas.
 Bañarme no me bañé ni tome el sol, eso sí la cara se me llenó con más pecas.
Reírme me reí mucho porque las olas eras enormes y salia la gente corriendo a la orilla.

 Aquí estaba como una reina subida en una roca y divisando el paisaje y las olas al estrellarse con las rocas carcomidas por el agua y con enormes cuchillas que mordían los pies si te descuidabas.
 Pero llegó la hora de bajarme del trono y esa fue otra jajajaja. 
 No era capaz de bajarme y daba vueltas a ver cual era el lugar más idóneo para mi.
Antonio ya se impacientaba porque veía que tenía que subir a por mí.

 Tuve que ponerme las zapatillas, y bajar por las rocas. Se mojaron las zapatillas de deporte y se llenaron de arena fina de la playa. 


 Reírnos, no reímos mucho menos cuando no era capaz de bajar de las rocas. Subir no tuve muchos problemas porque Antonio me empujaba poniendo sus manos en mis posaderas. Pero para bajar casi me tuvo que coger en brazos

 Así de bonita se ve la Playa de  los Locos en Suances desde un mirador que hay al subir las escaleras.
 Todo un espectáculo

 Caminamos y estuvimos viendo los alrededores.
Y así pasamos la tarde del segundo día en Santillana del Mar.





6 comentarios:

  1. Te gané por la mano: yo hice este mismo recorrido en el verano de 1967; pero entonces no tenía cámara fotográfica y no pude dejar tan bonito testimonio como el que tú nos regalas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, graciassssssssss
      Sí y parece ser que aun tenía sólo 7 añitos yo.
      Seguro que lo pasaron muy bien y disfrutaron tanto o más que nosotros.
      Saludos y besos

      Eliminar
  2. Esta tanda se fotos, supera a la anterior. Tienes fotografías que son verdaderas postales. Muy bonito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, graciassssss
      Me alegro que te gusten.
      Ya me ha enseñado Antonio fotos tuya de los toros, por cierto muy bonitas.
      Saludos y abrazos para tu familia y para ti

      Eliminar
  3. Vaya, qué buen paseo te estás dando, Isa. Y la cultura que te llevas de estos lugares, donde no todo es placer. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, graciasssssss
      Sí la verdad nos dimos un paseo precioso que nos supo muy rico. Y realmente se aprende mucho cuando se conocen otros lugares.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.