Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

domingo, 2 de septiembre de 2012

Fuego, desierto, angustia, lágrimas, impotencia,...

 Horrible el desastre que  veíamos anoche desde la ventana de nuestra habitación. Como no hagan unas leyes más duras contra los terroristas de la naturaleza esto será el infierno y al final un desierto.
¿Cómo puede haber monstruos que originen estos desastres para divertirse?
Ya de por sí la naturaleza tiene mucha fuerza para provocar desastres naturales, como para que el hombre le ayude a que haya más destrucción.
 No se pueden imaginar el daño ecológico que hacen con esta destrucción, y con ello también a sí mismos ya que  se restan oxigeno, y de poder ver belleza natural.
 A parte destruyen la  fuente de ingresos de muchos campesinos que se les han quemado olivos  y castaños. ¡¡Cómo puede ser tan malvado el ser humano de atentar contra la naturaleza que no se puede defender ella, si nos es  con la mano del hombre, y exponiendo su propia vida.
¿Cómo una persona puede ser tan ruin de atacar siempre a los más débiles, a las personas que viven del campo.
 En fin, que esto es como una lacra y como no hagan leyes más fuertes no sé que va a ser esto.
Si son adultos que paguen con sus bienes y nomina si tuvieran. Si no tienen nomina cada día de la semana a repoblar  y ha limpiar maleza, así hasta llegar a su jubilación para pagar al Estado, que somos el resto de españoles que no cometemos estas atrocidades.  Claro mientras tanto internados en cárceles y llevados encadenados a reparar la destrucción causada por ello. Si son menores serán sus padres quienes paguen lo que hagan sus hijos. Porque con estas leyes que hay hechas, como son menores no pasa nada, no, no, que paguen los padres y así veras como se lo piensan a la hora de jugar con fuego.
¿Cuantos animales no habrán muerto en el incendio?.
Cuantos árboles  tales como olivos, castaños, pinos, rebollos,... Y la angustia de los mayores que hoy mismo una mujer lloraba contando que a sus hijas se les habían quemado parte de unas fincas con  frutos que tenían por recoger próximamente, y que con ello tendrían dinero para pagar la universidad de sus hijos. No hay derecho a que por una diversión unos abuelos sufran tanto viendo como los bienes de sus padres, abuelos y demás generaciones anteriores se han quedado en cenizas.
 Anoche a la 1:30 de la mañana aun estábamos despiertos y mirando como se quemaba el monte y con ello la recogida de uvas, castaños, aceitunas, ... y montones de animalillos que estaban escondidos en su madrigueras.
El viento y el frío a pesar del calentamiento del ambiente hicieron su presencia para que hubiera más desolación.
Pues eso, mano dura y a pagar cada céntimos invertido para apagar las llamas y desastre ocasionado.

11 comentarios:

  1. Me ha dado muchísima tristeza lo sucedido. Las imágenes que nos muestras, son terribles y sobretodo lo que ello conlleva, como la muerte de muchos animalitos y todos los árboles frutales.
    Adoro la naturaleza y me duele mucho ver esto.
    Te dejo muchos cariños y tienes un regalito en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es muy triste pero a veces el comportamiento de los humanos es así de criminal, porque esto es un asesinato a la naturaleza y a los bienes comunes.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  2. Que descripción más terrible has dado, Isa, bueno, más terrible es el hecho de que haya sucedido, y toda la destrucción que unos hijos de puta han causado. Por qué mejor no se pegaran un tiro esos imbeciles en vez de hacer tanto mal. Abrazo grande, isa, te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcus, pobres madres. Que pena haber dado la vida a monstruos que no miden sus actos.
      Marcus, cuidate y ya sabes, pon medios para lo que tú ya sabes, no juegues con tu salud que es lo único que tenemos para poder seguir disfrutando de las cosas bellas de la vida.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  3. ¡Y pensar que todo esto haya sido provocado por la mano humana! En algunas ocasiones he dicho que esos maltratadores que asesinan a sus esposas y luego se suicidan, tendrían que invertir el orden de sus actos: primero el suicidio y luego... la paz. Pues en el caso de los incendiarios tendrían que prenderse fuego a ellos mismos, así asistirían al espectáculo en primera fila y sin necesidad de esconderse.
    ¡Lamentable!

    ResponderEliminar
  4. Pienso igual que tú.Tanto los maltratadores y asesinos como quien hace quemas para divertirse, deberían de ser ellos mismo los que sufrieran en carnes propias el mal que van hacer a otras personas o al medio ambiente. Se terminaría con esta lacra odiosa.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Isa me solidarizo totalmente contigo amiga ya que desgraciadamente estos hijos de su madre estan por todos lados y como sabes aqui en mi tierra tambien hemos padecido hace pocos días uno de los más terribles incendios,este se ha cebado con la provincia de Málaga.Esta gente que no tiene perdon alguno tendrian que hacer como dice Francisco prenderse ellos fuego para ver las llamas aunque yo creo que algo más hay detras de tanta destrución,en fin que más se puede decir ante tanta infamia.
    Un abrazo grande compañera

    ResponderEliminar
  6. Holaaaa otra vez Isa. Te cuento que ese no es el regalito. Jijijiji.
    El regalito está en la entrada anterior, es mi logotipo NURINOTAS, mi blog cumplió un añito el 1° de setiembre y mi hijita me lo diseñó, espero te guste.
    Te dejo un besote y gracias por asistir a mi clase N° 04
    Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciasssssssssssss Nuria, enhorabuena por ese año compartiendo cosas bellas.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  7. Que impotente se siente una ante estos desastres.
    ¿A que dan ganas de legalizar la amputación genital como condena para estos terroristas, pero así, sin anestesia?
    Saludos Isa y gracias por tu visita
    Azucena

    ResponderEliminar
  8. Un crimen contra la naturaleza y la vida misma. Lo dices: con incendios forestales, se resta vida...hay menor producción de oxígeno. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.