Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 25 de mayo de 2011

Una Mariposa En Tu Vida

... Era como si solo existiéramos ella, la flor y yo...

... Ella sabía que yo la observaba.
Por eso se mantuvo parada unos segundos.
Seguro que sentía mi respiración cerca de ella.
Un respirar ansioso por poder captarla.
Tal vez ella me confundió con otra mariposa.
Tal vez ni siquiera sepa que existo...
Tal vez hizo como que no me presentía...
O tal vez me ignoró...


El viento se alió conmigo y dejo de soplar.
Tal vez a él también se le cortara la espiración por ver tanta belleza.

... Tanto pegó las alas durante la noche al cielo, que se trajo un pedazo y algunas estrellas

El contraste de lo blanco con el color azul añil, impregnado de pequeños trozos de luna nacarada,  trajo aires nuevos y más limpios.


Son fotos vírgenes. Solo he empequeñecido para que tengan menos peso.
Un gran regalo para culminar el cierre del  sábado.


4 comentarios:

  1. Valia la pena regresar para ver la mariposa y tus versos
    como este:
    ... Tanto pegó las alas durante la noche al cielo, que se trajo un pedazo y algunas estrellas

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio, me alegra que te guste.


    PD: Termino de hacer una jaimitada y he perdido, o eliminado las fotos de la mariposa y otras fotos preciosas de los ojos muy cerca de un precioso caballo.
    Le pediré a Antonio que me recupere, él sabe como hacer.
    SAludos

    ResponderEliminar
  3. Observar la delicada mariposa posando en la flor desde las imágenes, es como acariciar la mirada desde la paz y armonía que respiro en tu blog, Isa, me ha encantado ese contraste blanco con el color azul añil, así como las imágenes, son un bonito regalo que compartes con nosotros, gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias María, me alegro que mirar la mariposa te cause paz.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.