Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

jueves, 11 de octubre de 2018

El otoño y su mal humor

Lo primero de todo mi más sentido pésame con Mallorca y sus municipios afectados.
Me solidarizo con todas las personas que han sufrido la perdida de alguno de su familia.
Con todas aquellas personas que están heridas físicamente, también mentalmente por los daños causados por la tromba de agua. Con aquellas personas que la tromba de agua les   ha arrancado un pedazo de su corazón.
Al clima no se le puede castigar, es él quien nos castiga a nosotros porque lo estamos maltratando. 
Cada vez hay más trombas de agua que dejan un montón de destrucción de enseres, y lo que es peor de vidas perdidas por el camino.
El clima hoy día se ha vuelto un asesino, un asesino a quien no se le puede meter en la cárcel, ni castigarlo de ninguna de las maneras. No se le puede parar los pies a menos que pongamos mucho de nuestra parte y cuidemos nuestro entorno.
El clima es libre y es algo que se escapa de nuestras manos.
Sí podemos poner los medios para que no haga tantos destrozos, no haciendo casas en donde antes había arroyos, ríos o caudales. 
Poblando las montañas de árboles frondosos y buenos troncos para que paren el agua y el barro y no arrase al llegar a las poblaciones.
Al clima no se le puede meter en una cárcel con barrotes porque el clima y sus inclemencias se escaparían por cualquier rendija.
Hay que poner especial cuidado en los incendios porque ellos son parte del problema de estas catástrofes. En cuanto un incendio arrasa la montaña, el agua tiene vía libre para ir arrastrando piedras y lodo y formar enormes balsas que se llevan todo a su paso.
El agua tiene tanta fuerza como el viento. De ahí que hay que ponerle barreras antes de llegar a los poblados y ciudades.
El viento es imparable, pero al agua si se le puede parar o ponérselo más difícil si dejamos reunidos  en los montes un buen cuartel de árboles fornidos para parar los pies a las trombas de agua. Dejar bien limpias las alcantarillas y los ríos. Quitar todas las ramas  y broza, toda la porquería que llevan los mares y ríos.
O nos ponemos a la par con la naturaleza, o la naturaleza podrá con nosotros y nos va a ir destruyendo.

Lo dicho mi más sentido pésame con los heridos y las familias y amigos que hayan perdido a sus seres queridos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.