Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 10 de enero de 2018

Qué frío hace

Qué frío hace, narices. 
Sí, las narices ahora están todo el tiempo humedecidas.
Si no es por mocos acuosos, es por el vaho que producen las bufandas al ir nuestros cuellos envueltos hasta los ojos, por frío naturalmente.
Cada día voy a la piscina. Sólo llevo al aire los ojos; entre otras cosas, porque si los tapos no veo por donde voy y me daría de mamporros todo el tiempo. Voy bien estirada, para que la mochila se me acople en el hueco que deja mi espalda al ir con los pechos echados hacia delante, vamos sacando pecho. Antes, iba siempre con los hombres caídos y la cabeza mirando al suelo. Parecía que iba en busca de algo. Lo único que encontraba era dolor en todo el cuerpo. Primero no puedes respirar bien porque llevas el pecho encogido. No se oxigena el cuerpo. Te duelen todos los huesos y hasta las uñas. No ves las caras de los demás, ni el cielo, ni los coches; es muy triste ir con frío por la calle, y encogida mirado al suelo. 

Yo, cada día voy con tres capas. Parezco una cebolla dulce. Primera capa: un polar suave y fino que mi cuerpo agradece porque acaricia la piel. Tengo tres,  uno de color malva, otro azul clarito y otro rojo. Segunda capa es un polar más basto aunque muy suave. Todos los polares llevan gorro. Cubro la cabeza con esos gorros suaves. Tercera capa es un corta viento de color negro. Naturalmente también con gorro. Intercambio durante la semana los tres polares finos con dos más bastos pero suavitos. Pantalones vaqueros en la parte de abajo. Calcetines de lana y botas de piel recubiertas por dentro de piel de conejo. Muy calentitas. Los pies y la cabeza han de ir bien protegidas. ¿Sabes por donde se pierde más calor en el cuerpo? Por los pies y la cabeza. Estos tienen que ir calientes porque así irá todo lo demás caliente. 
Las manos metidas dentro de los bolsillos del abrigo corta viento. Los tres gorros y la bufanda, y más estirada que la mojama.

Espero seguir disfrutando de esta salud y no constiparme en todo el invierno. Casi seguro que no me constiparé porque el agua de la piscina está templada, de vez en cuando mis narices beben un sorbo de agua cuando buceo, y esto me hace unas limpiezas de mocos, que me dejan mis fosas nasales limpias, limpias. A veces me descuido y trago agua porque aun no controlo bien la respiración, y mis pulmones y bronquios también hace buena limpieza con agua de cloro. Estoy pensando que  el agua con cloro, desinfecta y no deja que los constipados se arrimen a mi nariz ni a mis bronquios. Lo mismo sin querer he averiguado una forma de no constiparse. De momento este año no estoy gastando medicinas para el constipado.
Creo que la gripe este año va a pasar de mí porque me ve muy fuerte y la voy a dar esquinazo todo el tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.