Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 26 de octubre de 2016

Open de descenso DH. En El Real de San Vicente












El fin de semana pasado ha sido pasado por agua.
Frío y agua hubo mientras los jóvenes entusiasmados   hacían virguerías con su bicicletas.












Madre mía algunos terminaron hasta el alma calados y llenos de barro. 
Pero como dicen que sarna con gusto no pica, pues hala, a divertirse.

Está foto me encanta.






Y esta otro foto también me encanta. Es la misma persona que yo estuve muy atenta para seguirlo con la mirada y captar el momento. 
Hacía mucho frío y el día estaba muy desapacible por lo que nos tuvimos que ir a casa por que yo daba diente con diente. Estaba tiritando de frío y porque andaba algo mojada.
Me hubiera encanto quedarme hasta el final, pero no pudo ser. La próxima vez iré más preparada.

Llenos de barro y mojados hasta los huesos.
Contentos por la experiencia aunque alguno se lleve  un buen constipado como recuerdo.
Han convivido con otros jóvenes. Han hecho un pacto con la naturaleza. Se han fortalecido como personas. y le han dado vida a mi pueblo.
Los caminos solitarios seguro agradecieron el bullicio de las bicis en su recorrido. Seguro que alguna rama fue acariciada por alguna oreja, por algunos pelos, por algunas manos y tal vez también por algún cuerpo.
Creo que llovió tanto porque a la lluvia le dio envidia que la juventud tuviera esta gran experiencia. Seguro que se dijo a sí mima: a llover para estos jóvenes tengan un poco más dura su participación en este evento. Los jóvenes resistieron  a la tortura de la lluvia. Aun así, la lluvia siguió mojándoles   y haciendo barro en el camino. 



6 comentarios:

  1. Qué puñetera la lluvia. Pero , oye, cubrirse de barro tiene su gracia.
    A mí me tendrían que pagar para ir a España, porque siempre que voy , no importa si a Madrid o a Valencia, llueve, y eso que es tira sin llover todo el año. Al parecer soy la antisequías.
    Besos, Isa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia Guapa. Me alegro de verte. Será cuestión de cuando haya sequía pagarte el viaje para que traigas la lluvia :-)
      Abrazosssssssssssssssss

      Eliminar
  2. Tiene que ser muy divertido.
    A mí me gustaría hacerlo... y el barro no me importa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Los jóvenes nunca tienen frío ni pereza y tu has captado los mejores momentos, esa foto que te gusta a mi tambien me gusta. Abrazucos secos

    ResponderEliminar
  4. Con lluvia o sin lluvia, es un deporte muy duro el de la bicicleta, aunque bonito en todas sus modalidades. Un sobresaliente para tus fotos.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Alguna vez hice ciclismo. Naturalmente, lejos d expectativas como deportista competitivo. Por esparcimiento, y además de las caídas propias. Cuántas veces me fui contra cercas de alambre, o rodé por el pavimimento, hube de transitar por caminos destapados y llegar hecho piel de barro. Inclusive en mi habitual trote. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.