Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 20 de enero de 2016

Reloj de Pared Nomon.


Silencio, más silencio.
La noche y sus tristezas.
Ruido de pasos ligeros.
El reloj se movió con lentitud  un segundo.
De nuevo oscuridad y silencio.
La noche se quedó muda,
sólo salía por su boca el vaho helado que la delataba.
Unos ojos inmensos color miel miraban
El Búho engarzado a una rama escuchaba con pavor el silencio de la noche.
El Sapo bajo una piedra sólo escuchaba el estruendo de los latidos de su corazón.
El reloj vuelve de nuevo como un viejo,  garrota en mano, a moverse un segundo.
El campo yermo y desnudo con una fina capa de hielo y el alma entumecida.
La noche, la soledad de la noche, el reloj sigue marcando inflexible las horas.
Los árboles, la luna y el viento permanecen callados, sordos.
Tan solo en la noche las manillas del reloj van marcando cada hora inflexibles, mientras acojo al sueño en mis brazos,  mis ojos quedan rendidos al movimiento de  las manillas del reloj.




Ese reloj me lo ha regalado mi familia de Barcelona.
Queda muy fino en la pared.
Le da un toque suave y muy especial. Graciasssssssssss.
No hace ningún ruido.

Si quieren poner un reloj en su despacho, vivienda o hacer un regalo, estos relojes  son muy serviciales, adornan y vestirá una pared con mucho glamour. Donde entra un Reloj Nomon el glamour sale a la luz.









9 comentarios:

  1. Preciosa y poética manera de presentar un bonito reloj :)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Son muy bonitos, minhijantenia uno en la cocina, lo quitó para pintar y no lo ha vuelto a poner, pero quedan muy airosos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es precioso ese reloj.
    Igual que tus palabras.

    Tomo nota de la recomendación.

    Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué texto tan bonito has escrito! Das un repaso a todo lo que te rodea, pero lo haces desde el silencio, como desde el insomnio y en visión panorámica. Bellísimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Precioso tu poema y ese reloj.

    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Isa, de nuevo con vosotros, amiga...Me encuentro con tu original reloj y tus poéticas palabras, que lo enmarcan en la noche junto a todos los sonidos y seres vivos...Muy bello, me encantó...Te dejo mi abrazo grande y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso poema, buen homenaje al reloj y al tiempo.Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy bello reloj. No conocía tus dotes poéticas. Un aplauso

    Beso

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.