Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 1 de diciembre de 2015

La luna testigo de la fiesta en Castillo de Bayuela




Luna creciente que bosteza porque la noche llegó.
Pero sus bostezos se quedan en eso, ya que tiene que vigilar que no haya peligro en la tierra.
Para ello iluminará para que todo sea visible y la maldad salga corriendo al ver su luz radiante.
A media noche, cuando ya sepa que el peligró no existe, pondrá su cabeza en la nube oscura. No es una nube de algodón, si no, una nube llena de agua fría a punto de parir agua.
Aunque el reposo de la luna no será afectado porque la nube tan solo descargará pero seguirá haciendo de almohada de la luna.





Son mujeres, pero no monjas. 
Este Sábado bajamos al Mercadillo Medieval que hubo en Castillo de Bayuela.
Estas monjitas tan simpáticas me dejaron que les hiciera una foto.
Aquí si se cumple eso del el habito no hace al monje. No son monjas, se vistieron de monjas pero no lo son.

Ahí están hacendosas en la mesa camilla. 




Los productos son artesanales

Cofradía del Vino. Yo no bebí del porrón porque  no me gusta el vino, y porque no sé beber de él. Pero sí probé las aceitunas y las bellotas. Buenísimas aceitunas y deliciosas bellotas.
Mi compi pidió unas pocas para mí porque a mí me daba vergüenza pedirlas. Y si he de decir que si las castañas están buenas asadas, las bellotas están riquísimas. Si me dieran a elegir no sé lo que elegiría. Voy a ver si alguien las vende para comprar unos kilos.


En la plaza de Castillo de Bayula hacen unas lumbres buenísimas. Allí no se pasa frío. Otros años que hemos bajado y hacía más frío, las lumbres son un consuelo porque echan unos troncos enormes de leña que dura hasta el día siguiente.



Ahí está el Rollo de Justicia.
Tiempos atrás era donde se impartía la justicia.
El pueblo que tenía Rollo, tenía Juez. En Toledo hay muchos pueblos con estos Rollos en las plazas.

Titiriteros amenizando la noche.


Les robé las fotos acercando el zoom

Me encantan las vestimentas tan divertidas qeu llevan y como cantan y tocan.

Parece arlequines pero son titiriteros.
Hay que reír,  pasarlo bien y disfrutar lo que podamos ya que la vida es muy dura y si la alegría se evapora, es más dura aun.

6 comentarios:

  1. Muy buenas imágenes, todas interesantes y originales. Me gusta que nos vayas contando lo que son.
    Esa luna es mágica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón hay que disfrutar y en esas fiestas seguro que ha sido fácil, el calor de la lumbre llega hasta aquí y seguro que le alcanza a esa luna que vigila. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por otra magnífica crónica.
    Me reafirmo en que tienes alma y palabras de poeta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Isa, qué imágenes más bonitas...La luna juega con las nubes y esas monjitas parecen de verdad...Una fiesta para no olvidar, amiga...Y esa lumbre de grandes troncos, una maravilla...Me encantó tu reportaje, amiga.
    Mi gratitud y mi abrazo de luz.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa la totalidad de la entrada, además documentada, como nos tienes acostumbrado, con bonitas fotografías.
    Feliz fin de semana y días festivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me gustan tus fiestas de pueblo, me parecen muy divertidas.


    Beso

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.