Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 1 de junio de 2015

El amor por amor o impuesto

El amor, como dice la canción (Lover in the air ), está en el aire y todos lo respiramos.
Antes o después todos sucumbimos a él.  El amor nace del sentimiento, pero al igual que una amapola no nace sin más, hay un transcurrir del tiempo y de compartir momentos, gustos, aficiones; de miradas que hacen sentir inquietudes.  
Es bonito cuando dos personas se atraen primero por el físico, después por lo que  comparten: pensamientos, proyectos e ilusiones. 

¿Quién no recuerda ese cosquilleo de mariposas en  el estomago ante la primera cita?
O el vibrar de las campanillas cuando llega el primer beso con sabor a  dulce de membrillo,   uno se queda con ganas de más;  llega el primer abrazo y ese contacto te hace levitar y todo el cuerpo se estremece, vuelas como una cometa hacia el sol o la luna, dependiendo en la hora  del beso.

Ese sobresalto,  que corta la respiración, al sentir  su mano en el muslo en la oscuridad del cine.
Ese primer baile en donde a la primera oportunidad se pegan los cuerpos  y al contacto hay un chisporroteo de luciérnagas. 
En la  piel despiertan montones de sensaciones tal como:  calor, frío, escalofrío, tiritona, la sensibilidad  se apodera  la persona enamorada y se  deja llevar. El olfato  a la vez que el tacto despierta los sentidos. Todo esto y más  es amor  libre, amor verdadero.

El amor impuesto es donde no pueden elegir y en donde prevalecen los intereses, los bienes económicos, bien de un país para comenzar o seguir un reinado, o bien en donde la cultura o religión  lo impone. El amor impuesto supongo que tiene que dar muchos dolores de cabeza  ya que cuando una persona no sigue su instinto de amor, le debe de cambiar el estado de ánimo, y los sentimientos de rechazo florecen, la  rebeldía  da la cara y el malestar general  se pone  a flor de piel porque  el embelesamiento que da el amor,  no rozó el  alma.

En los países desarrollados tenemos la suerte y la libertad de poder elegir el amor de nuestra vida. Hay países musulmanes que siendo niñas,  aun sin haber su cuerpo despuntado como mujeres, ya son pedidas por sus  tíos u hombres que podrían en algunos casos ser sus abuelos. Convierten a las niñas en  mujeres prematuras. Sus familias las canjean   a cambio de una dote tal como un camello, una cabra o unas pocas monedas.  Serán futuras mujeres sin sentir amor, ni libertad, tampoco sentirán el placer que produce el sexo al estar al lado de la persona amada.
Cuando se imponen el amor, muchas personas necesitan buscarlo fuera de casa para espantar el desasosiego que produce  un amor forzado o impuesto.

El profe de literatura nos dijo que escribiéramos sobre el amor. Como no lo he leído pues lo pongo aquí para compartirlo con todos ustedes. Lo escribí en el word y lo he copiado y pegado.


 Fotos tomadas el sábado por la tarde. Pero me costó porque las mariposas como que pasan de mí. Antes se acercaban más pero este día estaba vestida con el traje de apicultora, y se ve que mi sudor porque hacía mucho calor, y más con esa indumentaria, las debe de oler a rayos jajajaja
Tenía que estar protegida porque Antonio anduvo manipulando las abejas. Una servidora quieta parada al sol de las 16:00 horas para poder captar a las mariposas. Las había muy bonitas azules y naranjas, pero no pudo ser posible. En cuanto me movía un poco, las pajas secas y el traje hacían ruido y marchaban aleteando juguetonas a sabiendas de que no pude dejarlas inmortalizadas.
Tengo que probar otro día pero sin que Antonio ande con las colmenas.

Dos escarabajitos haciendo el amor.

Tengo ganas de ir a visitar a las libélulas, a  ver si este sábado puede acércame Antonio. Él se echa la siesta entre los juncos, y yo observo como van y vienen las libélulas. Si se dejan tomar foto, naturalmente que haré las que pueda.





21 comentarios:

  1. Esa es la suerte que tenemos en los países desarrollados, poder elegir por amor a alguien, no como en otros países subdesarrolados, en los que les imponen tener que estar con alguien por obligación, tiene que ser terrible en estos casos estar con alguien que no quieres.

    Me encantó tu entrada, Isa, con las dos fotos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, gracias.
      Sí supongo que tiene que ser horrible estar viviendo con alguien a quien no amas.
      Graciasssssssssss
      Saludos y besos

      Eliminar
  2. El amor impuesto no es amor ni de lejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tracy, no, no lo es.
      Gracias
      Saludos

      Eliminar
  3. Muy lindo lo que has escrito, besos y enhorabuena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amapola, graciasssssssss
      Me alegro que te guste.
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  4. Que horror...
    Privar del amor es convertir la vida en un camino oscuro.
    El amor, el real, el soñado, el deseado, el esperado, el que duele, el nostálgico... es lo que nos alimenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Torito Guapo Sí y desgraciadamente en los tiempos que vivimos aun sucede. Pues tú que ahora estás enamorado, no te hace falta comer porque es como si al ver a la persona que amas, te comieras un chuletón jajajaja.
      Permiteme esta pequeña broma.
      Saludos y abrazos gigantes

      Eliminar
  5. El amor cuando es encontrado es una maravilla y lo demás, las imposiciones no se pueden llamar amor, son tratos, convenios. Muy triste, Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, gracias. Así es, amor es lo que elegimos, no lo que alguien nos impone.
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  6. Qué precioso relato sobre el amor nos has regalado Isa, ese sobresalto que corta la respiración...
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Pilar. Me alegro que te guste.
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  7. Amor impuesto???...eso será otra cosa, no sé cómo llamarle, pero desde luego amor no, amor no es eso...

    Muy buena entrada, amiga...me han gustado las fotografías que la ilustran, felicidades!!!

    Un fuerte abrazo, Isa!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ignacio, gracias. Realmente tienes razón, un sentimiento impuesto no puede ser sentimiento.
      Me alegra que te guste las fotos. Es un honor porque tratándose de un profesional como tú me sube la autoestima :-)
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  8. Nos dejas un precioso relato sobre " el amor " y bellisimas fotos
    Me encanto volver a tu casa despues de dias de ausencia

    Un beso
    Isa
    http://cabalgandopormimundo.blogspot.fr/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa, graciassssssssss. Me alegro que hayas vuelto. Quité tu blog porque no funcionaba cuando iba a él.
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  9. Suertuda. Tener tanto para ver y tomar imágenes. Te felicito

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor de María. Graciasssssssssssssss
      La verdad que sí que tengo mucha suerte de poder ir a ver a los animalitos y poder fotografiarlos. Suerte de tener el mejor chófer del mundo mundial. Y además de chófer, muchas más cosas, entre ellas el amor de mi vida.
      Saludos y abrazos emormessssssssss

      Eliminar
  10. Y por tu narración sobre el amor, seguro que el profesor te ha puesta la nota más alta. En cada una de tus palabras haces que se sienta el fuego del amor
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diego, graciassssssssssssss. No, no lo he leído en clase. Hago los trabajos pero luego no nos leo porque los demás hablan más y leen lo suyo. Yo me voy quedando rezagada. Pero no importa porque luego lo pongo aquí.
      Graciasssssssssssss
      Saludos y abrazos fuertesssssssssssss

      Eliminar
  11. Mejor no te pudo quedar este texto sobre el amor. Me puso en nostalgia del primer amor: miradas, roces...y esa ansiedad de llegar al beso. UN bello texto en sepia, este Isa, que me hizo voltear la mirada, y verme en lontananza, cuando apenas arribaba a las costas del primer amor...Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.