Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 12 de mayo de 2015

Naturaleza viva. Caballo...

Asomándose
a la vida  las uvas
aun ácidas.




Se alimentan
del ombligo de parra
beben su savia.

Dulce soledad
 amapola en el trigal
pasan las horas.


Quiso camuflarse
harta de que los insectos
la usaran de escondite
arrugó sus pélalos
se transformó en miedo.



Cuando oímos la palabra cardo, nos suena a despectivo.
¡¡Eres un cardo!! 
Nos lo tomamos a mal, y sin embargo tiene mucha belleza.

Hablaba con la yegua, creo que ponía  más interés que muchos humanos.

Alocado el caballo salió corriendo detrás de mí
Iba a acariciarlo pero me dio un gran susto. Yo a la vez corría también. No porque me diera miedo, si no, porque como es un animal no iba a saber si me hacía daño con la cabeza o con el impulso de la carrera.

Las moscas se comían sus ojitos y orejas.
Acerqué mi cara para hacerme una foto y las moscas se vinieron a mí.
Que asco, no hay más asco que me dé, que las moscas que no se sabe donde han estado comiendo

Mi compi me hizo una foto con la yegua, la vi más prudente que al caballo.
Seguro él estaba en celo de ahí esa locura temporal.

Entre la yegua y el caballo se acariciaban y el pelo de la larga cola servía para espantar a las moscas.
Es curiosisimo como buscan las forma de estar más cómodas sin que les moleste nada.
:-) Qué poco cortes es el caballo, se puso hacer pis delante de una dama.




Me senté en una piedra para observarlos y contemplar el paisaje.



Seguro que las flores  y el paisaje en general recibe una gran bofetada cada vez que un motor ruge por estos parajes.


Las campanillas tocaban hora de la tranquilidad y la paz.

El ruido de las motos sobresaltaba de manera tan brutal, que inmortalicé el momento.



La amapola guarda muy bien sus semillas

Contemplando el horizonte

El viernes por la tarde después de acariciar la tierra el hombre se siente libre.






10 comentarios:

  1. Todo iba bien pero al cuaco se le ocurrió orinar, ay.


    Beso

    ResponderEliminar
  2. Un canto a la naturaleza. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Que bonitos son los caballos.
    Y las flores.
    Y la tranquilidad, y la paz.

    Todo menos esos malditos motoristas que asesinan toda la belleza a su paso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Dedicarte tiempo es una maravilla... se goza de tu entorno, la semilla, la flor, el silencio. Entrar en cada foto es mirar por tu ventana, es apropiarse de tu mirar y tu sentir de las cosas... todas tus ventanas son un canto en silencio,,, Tu pueblo, tus montañas, el campo... son una felicidad!! Gracias Isa!!

    ResponderEliminar
  5. Que gozada Isa.

    Preciosas tus fotos. Me he paseado contigo Isa. disfrutando de la naturaleza y de los caballos

    Un beso

    Isa

    http://cabalgandopormimundo.blogspot.fr/

    ResponderEliminar
  6. Que bella es la naturaleza, los caballos lindos animales.

    ResponderEliminar
  7. Bonitos haikus y texto para describir imágenes tan bonitas. Maravilloso conjunto.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Frescas, originales y desenfadadas...así son tus fotografías para mí!!!...una irresistible invitación a levantarse y salir a disfrutar del aire, el sol y la naturaleza...gracias por ello!!!

    Un gran abrazo, Isa!!! ;)

    ResponderEliminar
  9. Entre haikus y otros verso de largo aliento o prosa, vas despertando la vida del campo de tu tierra: las uvas, las amapolas, las campanilas, los cardos hechos belleza por tu palbra y tus fotos. La conducta caballar: yegua y caballo, enamoramientos. Festividad...grato leerte. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Isa, tus letras le dan voz al fruto, a las flores y a los animales, que se sienten encantados de posar, aunque no lo parezca...La naturaleza es una gozada disfrutarla siempre...Quienes trabajan en el campo son felices, mi padre siempre lo fue y ahora mi hermano...Te agradezco esta ventana abierta al campo, que nos llena de plenitud, Isa.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.