Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 9 de febrero de 2015

Tengo un amigo muyyyyyyyyyyy cariñoso que ...

Hace tres semana he conocido a un amigo que es todo corazón.
Desde el primer día nos caímos mutuamente bien los dos.
Mi compi no está celoso porque sabe que este amigo está en segundo plano, nunca, jamás me robará mi corazón. Este amigo es muy suave. Cuando se pone cerca de mi piel me deja un reguero de babitas. Para nada me da angustia sentirlo a pesar de que su piel es húmeda y tibia, casi tirando a fría. Cada noche le dejamos estar en el medio nuestro. Sí en medio de mi compi y mío. No, noooooooo, no en la cama. Sólo cuando cenamos y cuando vemos la tele.
Él no se entera de nada, pero se pone alegre cuando siente mi sangre caliente.
Al principio era reacio a mostrarse, pero con el tiempo ha ido tomando confianza y está a la vera de los dos. Aunque he de decir que le gusta más mi piel porque mis pelitos son fino y rubitos. El sabor y olor de mi piel es dulce con aromas de coco fresco.
Los primeros días su timidez era extrema hasta el punto de que no le pudimos ver los ojitos. Poco a poco fue saliendo aunque cuando le tocaba con un dedito escondía y aun esconde sus antenitas.
Bueno ya lo ven, es un caracolito chiquito. Estaba en un pimiento que compré a Paco, el frutero. Y lo he adoptado hasta que crezca.  Cuando haga buen tiempo  lo llevaré al campo donde haya otros caracolitos. Ahí lo tienen a mi amigo con su casita a cuestas y sus antenitas fuera. Es digno de admirar como está hecho un ovillo dentro de la caracola, y como comienza abrirse cuando le echo vaho con mi boca, saca sus antenitas escondidas y traslucidas que se ven a la perfección por su piel como dos venillas oscuras.



Es el rey de mi hogar :-) pero pronto cuando se haga grande perderá el trono y la corona volverá a ser para mi único y fiel rey, mi compi.



13 comentarios:

  1. Es el primer caracolito adoptado que conozco. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, bueno, pues mira me alegra sepas que se adoptan todos los bichitos. Cuando sea grande lo llevaré al huerto y buscaré caracoles para dejarlo en compañía de otros de su especie.
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Tracy, gracias.
      Está en una cestita de mimbre. Por cama tiene hojas de lechuga y de repollo, y de paso es su comida. Y lo tapo con fil transparente con agujeritos para que respire.
      Saludos

      Eliminar
  3. Una entrañable historia, que es verdad y nos conquista, ISA...Qué preciosidad de caracol, que suerte ha tenido ahora que hace tanto frío...Ahí calentido en tu hogar y con todo lo que necesita...Te dejo mi gratitud por compartir esta experiencia que es una preciosida. Mi abrazo siempre, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Jesús, yo creo que hemos tenido suerte los dos :-)
      Graciassssssss.
      Saludos y abrazos grandes

      Eliminar
  4. Isa, se podrá hablar en textos y tratados de los sentimientos sobre la ternura, para explicarla; pero no bastan. En cambio tu texto la hace sentir, que es lo relevante, con este pequeño caracol, que se colgó de tu afecto. Un abrazo colombiano. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, bueno, creo que nos colgamos los dos :-)
      Cuando se haga grande lo llevaré al huerto y buscaré caracoles para que esté con los de su especie.
      Saludos y abrazos

      Eliminar
  5. Jejejjee

    Es un amigo genial.
    Seguro que está encantado de tenerte como amiga.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Torito guapo, sí y no nos decimos nada. Bueno yo sí le hablo jajajaja él no. Pero me encanta que ande por mis brazo y mis manos. Y creo que a él también porque camina mucho y va dejando un reguero de babitas a su paso.
      Abrazos y besos

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias Fernando, me alegro que te guste.
      Saludos y abrazos

      Eliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.