Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

jueves, 31 de julio de 2014

Popurrí de fotos

Me encanta tocar a los conejitos.
Son suaves y muy cariñosos
Me daban el blanquito pero no le hizo mucha gracia a mi compi.
Tuvimos a una conejita 18 meses. Cuando se murió, lo pasé muy mal. Era  preciosa y muy cariñosa.  Bolita se dormía debajo de mi pie descalzo. Me daba con sus morrillos para que me quitara la zapatilla y que pusiera mi pie encima de su cuerpo.Y lloré mucho hasta que un día me dijo Antonio que me iba a coger una depresión por la coneja. Recapacité, vi que tenía razón  y fui olvidandola. Bolita era como el conejito blanco. Como una bolita de algodón.
Este blanquito lo cogí y se quedó amodorrado escuchando mi corazón. Mi corazón tiene una música muy fina al pasar la sangre por las válvulas de metal, hace un sonido de un reloj fino, un reloj de buena maquinaria. Se ve un conejito mimoso

Marisol en su jardín.
Tiene montones de flores y de animalillos preciosos.
Los conejitos son suyos.



Esta es una flor preciosa. No, no está boca abajo, es así como está enganchada de las hojas de la planta.

Este es el fruto de esa flor. Parece que es comestible.
Está muy rico pero me da miedo porque no la conozco y aunque Marisol  y Roque dicen que es comestible, me da miedo y comí poco. Me traje para poner a enfriar en la nevera, y fresca está más rica aún.


El fruto son como pequeños rubíes muy dulces y jugosones.
Si alguno de ustedes la conoce por favor que me diga como se llama este fruto. Graciassssssssssssssss


Es chiquitin tiene una semana.
Es preciosooooooooooooooooooooooooooooo.
Cuando fuimos a verlo salió corriendo. Son los ponis de Marisol y Roque, los amigos que tienen tantos animalillos. Además son primos de Antonio.

Tienen otros dos ponis más que también están preñados. Bueno ponis hembras :-)
Pronto aumentará la familia. Jajajaja, supongo que como son de los primos, también serán primos nuestros los ponis jajajajaja
¡¡Qué cosita más bonita!!
No se dejó acariciar y me hubiera encantado poder acariciarlo.


Roque dándoles zanahorias.
Estas vainas son las casitas donde viven los garbanzos durante unos cinco meses.
El garbanzo no es muy bebedor, crece aunque no se le riegue  ninguna vez porque es una legumbre de secano.
Da muy poco trabajo, tan poco que si no tienen estiércol, nacen muy bien y no sale hierba al su alrededor.
Los garbanzos una vez se han secado en la mata, se arrancan, se hacen montoncitos, los pisamos y en el harnero, que es ese utensilio redondo con borde de madera y base enrejada de alambre, se mueve para los lados  y las pajitas caen. Cuando hace aire se lanza y el viento se lleva las pajitas secas porque pesan muy poco. El garbanzo cae limpio  de nuevo en el harnero. De esta forma hacemos la era en un sitio llano y vamos limpiando los garbanzos.

Estas dos fotos de los garbanzos,  son fotos que están tomadas con la cámara del teléfono móvil el viernes pasado. No tienen calidad pero es que me fui sin mi  cámara.


Mata de judías verdes tiernitas. Ya dieron muchas y las matas se están secando. El grano que quede dentro de la mata seca, servirá para poner una olla de alubias blancas en invierno.

Flor de los pepinos.
Una curiosidad; esta mata es muy similar por no decir igual a la de las calabazas naranjas de invierno, al calabacín. Es algo que he observado y me parece muy curioso.



4 comentarios:

  1. Isa, de nuevo te has dado un baño de naturaleza y nos has salpicado a todos..Qué maravilla esos conejitos y esos caballos...Tu palabra entrañable y cálida, las flores y los frutos, que siempre te acompañan...Una belleza en todos los órdenes, amiga...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu generosidad siempre a flor de piel, Isa.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. Muchas fotos y bien explicadas, las flores son curiosas y yo tampoco conozco ese fruto. Hoy he aprendido alguna cosita mas. Abrazucos

    ResponderEliminar
  3. Te has superado. Hemorso conjunto de bonitas fotos y acertadas palabras.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bella historia la del conejito. Uno se encariña con los animales. A vos, Isa, te pasó lo que me ocurrión con un perro coqquer, que era muy temperamental, pero a pesar de eso se le quería...lo mató un carro. Adoraba ese largas orejas...le duelo fue largo...me imagino el tuyo con esa bola de blanco...UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.