Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 29 de abril de 2014

Inocencia...




Inocencia y paz transmite su carita angelical
No existe la maldad en su mente, ni en su cabeza, tampoco en su corazón.
Obedece a su instinto de supervivencia y llora cuando tienen hambre
Concede una sonrisa a su madre cuando ella le sonríe o hace carantoñas
Exculpe acariciando con el cincel de su boca el pecho cálido que lo alimenta.
Navega en el  regazo de su madre mientras le canta una nana
Centellean sus ojos  como la luz de las estrellas del firmamento.
Infante de piel suave, ojos amilanados, boca desdentada, inocencia pura...
Amor puro y  reciproco de él a su madre, y de su madre a él.






Inocencia perruna.
Preciosos los cachorritos, pura inocencia, puro amor cuando los coges en brazos.

Una abeja es inocente mientras no se cruza nada ni nadie en tu camino.
Si se cruza,  pica y muere

Abeja comiendo el néctar de la flor
Ella ya perdió su inocencia.
Si ve peligro ladra para asustar.
Si se  ve amenazada muerde.
Su inocencia se convirtió en ferocidad.

Es precisa es la mamá de los cuatro cachorritos 

28 comentarios:

  1. No hay nada más puro e inocente que la imagen de una madre amamantando al hijo, has escogido el momento culmen de la inocencia..
    te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tracy, gracias.
      Realmente me emocioné al ver al bebé mamando en la plaza del pueblo. No pude por menos que pedirle a su madre que por favor me dejara sacar esa escena tan tierna. La he regalado las dos fotos la de blanco y negro y la de color con los marcos y todo. El tamaño de las fotos es como el de un folio de, dina4 .
      La gustaron mucho las fotos cuando se las llevé este fin de semana pasado.
      Saludos

      Eliminar
  2. Me encantó tu enfoque sobre la inocencia, en los ojos de un niño, en la mirada de un perro cuidando a sus cachorros y aún en esos seres que tememos pero que son inocentes hasta que los molestamos.
    Un placer como siempre leerte.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sincel, gracias.
      Me alegro que te haya gustado.
      Y gracias a ti por proponer este juego que nos enriquece a todas/os.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  3. La primera inocencia es una preciosidad, me quedo prendida en ella. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, gracias.
      Me alegro que te guste. A mí me encanta y me paso mucho tiempo contemplando tanta hermosura, tanta dulzura.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  4. Un bebé es la inocencia por excelencia, sólo necesita alimentarse y el cariño que le pueden dar sus padres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, gracias.
      Así es todo lo que haga un bebé lo hace con inocencia porque no tiene conocimiento del bien ni del mal.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  5. Los niños y los animales actuan libremente con la inocencia de darse a los demas sin condicion.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Illesín, gracias.
      Así es como tú dices, actúan libremente con la inocencia que los respalda.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  6. Isa, a mí me encantan tus entradas porque incluyes a los animales con mucho cariño, y no digamos cuánto amor expresas entre la madre y el niño porque su mirada, su risa, su lloro, su rabieta...todo, es inocente y conmueve.

    Caricias para tus animalitos y un abrazo grande e inocente para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fanny, gracias.
      Me alegro que te gusten.
      Los animalitos son de unos amigos. Nosotros vamos a visitarlos y según nos dicen ellos los perros nos han aceptado porque ellos huelen a mucha distancia si somos personas que queremos a los animales, o por el contrario somos personas que los animales no nos gustan. Ellos tienen perros enormes que están todo el tiempo lamiéndome según voy caminando, jajajaja hasta el punto de que me hacen cosquillas. Claro me dejan toda la ropa humedecida por su larga y húmeda lengua.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  7. Qué mejor ejemplo de inocencia traes para tus versos que este niño que apenas se amamanta, y que ilustra el poema...lo mismos que estos cachorros y su genitora...ejemplo de la candidez iniciática. Un a brazo, Isa. carlos

    ResponderEliminar
  8. Hola Carlos, gracias.
    Me alegro que me sigas visitando y leyendo.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno el acróstico ilustrado por la fotografía
    (y la fotografía explicada por el acróstico),
    la inocencia del recién nacido es la del que nada sabe,
    solo vive, y en su forma elemental disfruta de la vida...

    También es muy interesante la metáfora de la abeja,
    es inocente hasta que por algún motivo pierde la inocencia
    y al perderla muere. También nos pasa a los humanos
    cuando perdemos la inocencia vamos muriendo un poco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jenofonte, gracias.
      Me alegro que te guste. Lo de la abeja es así, una vez que pierde su inocencia y pica, muere. Es una realidad.
      Saludos

      Eliminar
  10. La inocencia habita en el alma de los niños, también de los cachorrillos de cualquier especie animal. Hermosa fotografía has utilizado para ilustrar esta idea de la inocencia. Son los primeros estadios de vida los que albergan la inocencia en su estado más puro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe, gracias.
      Sí así es, los primeros años de vida son en donde más inocencia hay.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  11. Es tan bella la imagen que has elegido de la madre amamantando al bebé que ya la utilizaste en la otra entrada y me encantó, ¿hay algo más inocente que eso? yo creo que no, que ese es la más grande belleza, encanto y ternura que puede haber entre una madre y un hijo, precioso, Isa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, gracias.
      Sí la puse en otra entrada pero era en blanco y negro. Está es con color y parece que es más tierna.
      Saludos y besos

      Eliminar
  12. Inocencia. Lástima que se pierda cuando empezamos a crecer.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Disancor, gracias.
      Bueno hombre, yo creo que no perdemos toda, que algo siempre queda impregnada en nosotros.
      Saludos y un abrazo fuerteeeeeeeeeee

      Eliminar
  13. Ojalá todos tengamos todavía un poco de inocencia.
    La pirmera imagen es una preciosidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo, gracias.
      Yo creo que sí, que guardamos un poco de inocencia todas las personas.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  14. me emocionó como fuiste enlazando la idea de la inocencia.
    los niños en sus primeros tiempos, tan aferrados a su mami, y esa maravillosa capacidad de asombrarse de todo.
    los animales... y esa inocencia que cargan, hasta que los humanos lamentablemente, los hacen desconfiados.
    esa tendencia que tenemos a terminar con la inocencia...
    ¡bonita entrada Isa, mis saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorgelina, muchas gracias, me alegro que te guste.
      Saludos

      Eliminar
  15. La inocencia se va desgajando con el conocimiento, la inocencia no se recupera,como tantas otras cosas
    A medida que aprendemos, que dejamos de se ignorantes de las cosas de la vida vamos perdiendo inocencia y adquiriendo sabiduria que en difinitiva reemplaza la primera...
    Isa, este post es maravilloso me alegro de poder verlo, leerlo y comentarlo Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, muchas gracias.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.