Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 24 de junio de 2013

Mis Cerezas,...

Penden del árbol esperando hasta que unas manos cándidas las recogen porque ya han madurado y están en su punto. Pero hasta que llega este momento han de pasar por todo un calvario. Ya están recogidas y ahí donde estuvieron pendiendo, el verano estrujará las ramas, con tanto calor que al final dejará pálidas y secas. Menos mal que los riegos con agua de manantial, de una alberca cercana calman la sed y la agonía de sus ramas. Así pasaran el verano expuestas sus ramas con bellas hojas al sol y teniendo calentura por las altas temperaturas.
Después llegará el otoño en donde los vientos se cebaran con ellas y las noches serán desesperante por los aullidos del viento y la melancolía que poco a poco irá causando al paisaje cuando los árboles se queden sin sus hoja que son como el vestido que las protege y las embellece. Claro estando las ramas sin hojas los pajaritos acuden menos a posarse porque las ven como muy desprotegidas.
Después del infernal verano,  el azote del viento en otoño,  llegan los fríos y las soledades del invierno. Los cerezos se quedan sin sus galantes vestidos de color verde esmeralda, luciendo unas ramas temerosas por tener que enfrentarse al invierno helado que amenaza con llegar depués de un  otoño en donde sacudió sus ramas sin la menor consideración.Y así continua el ciclo de la naturaleza en donde cada vez los árboles serán más ancianos y acusarán el cansancio & irán enfermando porque su savia se hará mayor y se irán secando sus raíces porque no tendrán fuerzas para tirar y seguir vivas. Mientras tanto habrá que ir mimando al cerezo y habrá que darle gracias por tan suculento manjar natural.
 Este platito de cerezas  son de la semana pasada. Me hizo una ilusión tremenda el poder ver que nuestro árbol había tenido las primeras cerezas. Bueno el año pasado tuvo 3 cerezas este año habrá tenido unas 100 más o menos. Eso sí, las más deliciosas de todos el contorno porque creo que por esta zona es el único cerezo que hay.
 Éstas son todas las cerezas que tenía el cerezo. Pocas pero de una calidad extraordinaria.
Cada cereza que meto en mi boca es un suspiro de placer para mis papilas gustativas.
Están deliciosamente sabrosas y ricas.
Las compartimos pero mi padre dijo que él no quería que me las trajera y me las comiera yo. Por más que insistí dijo que se iban a poner malas y las iba a tirar.
Yo sé que le gustan pero me las dejó para mí porque sabe que es mi fruta favorita del verano.


Las frambuesas ya han salido y éstas  ya me las he comido. No me ha dado un empacho porque de momento sólo han salido estas pocas que ya me comí nada más recoger el fruto, esto si que es de la mata a acariciar mis labios y mi boca.
 
El granado que nos regaló Maite y Carlos ya está en flor.
Creo que este año si comeremos alguna granada de nuestra cosecha.
Esperaremos y no lanzaremos las alas al vuelo.
Son preciosas las flores del granado. 




 Nos dijo mi amiga que los pistacheros estaban mejor en una especie de embudo alargado asi que mi compañero buscó tablas y les hizo unas casitas sin techo, así ellos buscan la luz y crecen antes. 
 Recicló estos tablones que otra persona había tirado y dejado en el camino a un lado. Muy mal por tirar esto, aunque a nosotros nos vino bien y recogió Antonio.
Creo que estos pistacheros saldrán muy bien parados con esta casita que les da sobra pero no les priva del a luz.

Las judías verdes se han enredado en las cañas y tiran hacia el cielo.
Seguro habrá unas judías riquísimas y muy tiernas.
Mi padre está enseñando a Antonio a tener el huerto más o menos decente. Dice que a él le queda poco tiempo. Yo le digo a Antonio que tome nota y aprenda bien que después ni su padre que ya murió ni el mío podrán ayudarnos.
 Realmente  este huerto que está más o menos cerca de casa, le ha dado más años de  vida a mi padre.
Las personas mayores que toda la vida se han dedicado al campo, necesitan a éste para seguir sintiéndose útiles. Él cuando llega del campo llega todo gozoso y deja las lechugas encima de la mesa y los guisante que desgrana  y congela. Para él es sentirse vivo y útil, y saber que si hay patatas, verduras y frutas es porque él cuidó el huerto. Él camina cada día más de un kilómetro hasta llegar a él. Él cava la tierra, suda  y llega con los chorretones que la tierra pone en su frente. Así él es el hombre más feliz del universo, acariciando la tierra para que ésta le dé alimentos. 
Esa flor de arriba es la flor de la judía verde.


20 comentarios:

  1. Por lo que cuentas no me extraña que tu padre se sienta feliz cuidando su huerto.

    Que buena pinta tienen las cerezas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo, graciassssssssss.
      Sí la verdad es que se siente muy bien cuidando del huerto de Antonio, este huerto es de Antonio se lo dejaron sus padres.
      Graciasssssssss
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  2. No hay gente que más quiera su huerto, que quien lo cultiva y lo cuida. ¡Qué envidia nos das siempre! Mi experiencia en el pueblo, me ha enseñado a que las cosas saben "a gloria" recién cogidas del huerto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, graciassssssss
      La verdad que es una delicia recoger y comer sin que pase por ninguna cámara frigorifica. Graciassssssss
      Saludos y besos para Nina, para los chicos y para ti

      Eliminar
  3. Isa, vives en el paraíso. Esas cerezas tan brillantes y rojas en el árbol que mueven las glándulas salivares... Y lo de tu padre, me recuerda al mío hace un año, hacía lo mismo; ahora está en una residencia, es una pena, pero se está quedando ciego y no podía seguir con la vida que llevaba.
    Un emotivo abrazo Isa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Pilar, la verdad que sí que cuando vamos al pueblo es como un pequeño paraíso.
      Siento lo de tu padre y espero que sea feliz. Es una pena pero cuando se hacen tan mayores y no podemos ocuparnos de ellos, lo más importante es que los cuiden otras personas para que tenga todos lo que necesita en esa situación.
      Saludos y un abrazo fuerte

      Eliminar
  4. ¡Qué huerto más bonito y variado y qué manos las de Antonio cuindando del huerto! El pistachero es un árbol delicado y necesita para la polinización que tenga árbol macho y hembra.
    Esto que muestras es bellísimo. Felicidades.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, graciasssssssssssss
      Sí la verdad que tiene unas manos extraordinarias.
      Graciassssssssssssss
      Saludos y besos

      Eliminar
  5. Con estas.imágenes y estos textos cualquiera siente un poco de envidia sana de tu huerto
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Este año tengo el huerto de pena. Los frutales no dan fruta debido al las aguas y al mal tiempo, los tomates ahora parece que empiezan a despuntar y el resto así así; lo único decente los olivos. Además estoy hecho un vago y no he quitado las malas hierbas que ya me sobrepasan en altura. A ver si me decido y le meto mano. Por lo que veo Antonio tiene afición a cultivar, cosa que a mi no me sucede. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Felipe, graciassssssssss
      Pues con las malas hierbas no nace nace porque se como el huerto entero.
      Ponte manos a la obra y quita las malas hierbas y cultiva el huerto. Más que Antonio es mi padre y luego entre los dos lo mantienen.
      Graciasssssssss
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  7. Isa,me han encantado esas cerezas brillantes y rojas...Me alegro que disfrutéis todos del huerto.El campo es salud y vida y es la mejor herencia, que sus padres le han podido dejar a Antonio...Entrañable cómo nos hablan del cerezo, lo he sentido humano con su corazón latiendo, amiga...Espero que tengáis suerte con los pistachos.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tus bellos y entrañables posts...Imagínate cómo disfruto, la naturaleza me encanta y mi padre ha sido labrador...
    Feliz día y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Jesús, graciasssssssss
      Deseo que tu padre esté muy bien.
      Graciasssssss
      Saludos y un abrazo grande

      Eliminar
  8. Cerezas?. Qué ricas!.
    El otro fin de semana estuve en Cuevas del Valle, a un encuentro micológico, y me traje un par de kilos recién cogidas del árbol. Son como las pipas: no puedes parar de comer hasta que no se acaban.
    Desde luego es un lujo esto de tener pueblo y poder sembrar cositas para comerlas. Todo natural con un buenísimo sabor y cuidado por nosotros mismos.
    Se puede pedir más?.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén graciassssssssssss
      La verdad que somos afortunados/as los/as que tenemos pueblo, aunque a veces se trabaja mucho merece la pena.
      Saludos y besos

      Eliminar
  9. Que buena pinta tienen las cerezas Isabel!! el año que viene seguro que el cerezo te regalará muchas más cerezas que este,es cierto que tener un pedacito de huerto donde poder cultivar alguna que otra hortaliza, es una actividad en los que muchos jubilados y personas mayores y no tan mayores se entretienen, aqui, el ayuntamiento creo que alquila ( creo que es un precio simbólico aunque no estoy muy segura)a jubilados y personas mayores unos trocitos de tierras muy a mano donde mucha gente mayor pasa unos buenos ratos, sembrando tomatitos, lechugas etc.
    Como siempre Isabel un placer pasar por aqui leerte y comtemplar tus bonitas fotografías.
    Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari sinceramente los mayores que tienen y cuidad de un trozo de tierra, están más ágiles y con menos achaques. La actividad del huerto les hace hacer deporte moderado y caminatas hasta el lugar. Muy bien por el ayuntamiento de tu ciudad, seguro que los abuelos/as tendrán más salud y encima la economía también irá mejor en sus hogares.
      SAludos y un abrazo Chari

      Eliminar
  10. Isa, qué buenas lecciones de horticultura. Ahora que hablas de las cerezas...me viene a la mememoria la canción de las cerezas:
    "que las cerezas están maduras
    eso lo sé,
    que tu eres joven
    y bien bonita también lo sé...

    Saludos. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Calor, graciassssssssssss
      Qué bonita la canción, jajaja, me ha gustado :-)
      Graciasssssssssssss
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.