Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 11 de marzo de 2013

Once M

Un día como hoy hace nueve años se rompieron muchas vidas. Muchas madres, padre, hijos/as, sobrinos/as... salieron y nunca más se pudieron volver a dar un beso ni hacer una caricia.
Unos hijos de satanás rompieron sus vidas y cambiaron otras muchas para peor.
Que nunca caigan en el olvido.
... Hace nueve años iban en tren al trabajo, pero nunca llegaron...
Iban en tren al colegio, pero nunca se reunió con sus compañeras/os...
Iban a algún sitio pero se quedaron en una fría estación de Atocha, de Santa Eungenia, En el Pozo de Tío Reimundo.

Muchas personas quedaron con una sordera, con traumas y con miedos.
Y todo para que, qué sentido tienen los atentados. Sólo muertes y destrucción de las personas.
Para que no queden en el olvido pongo estas margaritas rosas que lloran la destrucción de muchas vidas.
Lloran las flores no nacidas por ti que te sesgaron la vida. 
Lloran las margaritas por ti que tocaron tu corazón y te cambiaron la vida el once de marzo de dos mil cuatro.

Llora tú familia y llora la tierra desangrada porque no pudiste seguir siendo feliz.


Una margarita por cada vida rota. 
Mi compañero tuvo suerte, iba en el tren anterior a este tren de la muerte, muerte  por el fanatismo de la religión musulmana.
¿Qué Dios quiere matar a sus hijos?
Si así fuera, es que no es Dios ni es nada, tan sólo un criminal.
El hombre asesina en nombre de Dios, no creo, asesina en su propio nombre porque si realmente existe Dios y él lo creo todo, no mataría a nadie. El odio  y el fanatismo es lo que mata.
Un gran abrazo para todas las victimas, las que se fueron,  las que aun quedan aquí sufriendo la barbarie que cometieron algunos musulmanes en nombre de Dios, de su Dios. Y no es así, los cometieron porque tienen, tenían enconado su corazón.


6 comentarios:

  1. Yo en esa fecha estaba trabajando en Páginas Amarillas en la calle Recoletos...Me salvé por 30 minutos y cuando estaba en la oficina oímos estallar las bombas...Nuestra compañera Milagros Calvo murió ese día, mientras nosotros la esperábamos para tomar café, sin saber que ese dia lo tomaría en el cielo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, gracias.
      La verdad que es una pena que personas perdieran sus vidas por la sin razón del fanatismo.
      En fin que me alegro que no te pasara nada.
      Saludos y besos

      Eliminar
  2. Me uno a ti en este recuerdo-homenaje al 11-M...Aún no sabemos con claridad lo que pasó...Aún está pendiente el misterio,que acabó con tantas vidas inocentes...Seguro,que el "demonio"alentó a los culpables,no tiene otra explicación,amiga.
    Mi gratitud y mi abrazo siempre,compañera y amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Jesús, gracias. En función de nuestras ideas políticas estaremos más o menos de acuerdo con lo que se hizo. Los jueces ya han investigado y han condenado a personas, y se supone que los jueces son imparciales, porque si no es así, agarra y vamonos. Los que perdieron las elecciones por esta causa, nunca estarán conformes y diran lo que quieran decir. Los jueces condenaron a los culpables, y el pueblo condenó en las elecciones a los que nos metieron en la guerra de Irak, que trajo como consecuencia esta masacre.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  3. Isa, oportuno recordar a las víctimas de tan detestable y horrenda matanza, en la Estación de Atocha. También murieron colombianos, como lo expresas, por la acción terroristas de fanáticos religiosos. Nada más peligroso que el integrismo religioso. NO deja espacio para la razón, apasiona y ciega. Qué bien reflexionas sobre estos apasionamientos. Si antes hubo esas absurdas guerras santas, de recuperación de los lugares santos (aunque detrás habían otros intereses..., las de ahora, siguen siendo más absurdas...un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, graciassssssssssss.
      Sí, desgraciadamente murieron muchas personas y de diferentes paises y seguro diferentes religiones. El ser humano a veces es absuda su forma de pensar y de actuar. La cuestión es que muchos perdieron sus vidas, y los culpables seguro están libres o lo estarán en algún momento.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.