Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 26 de febrero de 2013

Él se volvió hielo

... Errante y melancólico caminaba hacia ninguna parte. Allí sus huellas iba dejando tras el lodo producido por las heladas nocturnas. 
Nada le ataba a este mundo, se sentía como una escoria, como un gusano al que a todos daba asco mirar y habían pisoteado en algún momento.  Por ello se sentía despreciado  y que le hacían el vacío. Se denigró tanto su autoestima que consideró desaparecer del mundo. Pero su mente sólo pensaba en el daño que le estaban haciendo, y por ello no desaparecería sin hacer la vida más dura a todos los habitantes del lugar que le habían despreciado hasta sentirse tan poca cosa, que era como una célula podrida y  perdida en el universo. 

Aquél día ya no tenía apenas fuerzas para seguir entre los humanos, y por ello, tomó la decisión de convertirse en hielo.
Así lo hizo, y una mañana de un sol opaco  de febrero,  toda la tierra amaneció blanquecina. Su sangre, su cuerpo y su alma, se habían convertido en hielo y había inundado todas las tierras del contorno  en   heladas torrenciales  muy frías. Ese era el castigo que impuso a sus habitantes. Se vengaría produciendo frío y destierro  en esas tierras que dejarían de ser productivas para convertirse en congeladas e  inhóspitas. Aquellos que tanto daño le hicieron tendrían que  caminar el resto de sus vidas por tierras heladas. Tanto le pisaron y tanto sufrimiento causó en él, que sus huellas estarían siempre blanquecinas. Solo cuando hubiera luna llena, algunos pedazos de huellas de aquellos hombres y mujeres que se apiadaron de él en el último momento, quedarían desheladas   y se convertirían en una especie de barro que humanizaría las noches de luna llena. 
Poco a poco  el  pueblo fue convirtiéndose en un tempano de hielo, y la incomunicación hizo huir a los animales, pues estos son más inteligentes que los hombres que no entendieron que sus pésimos modales, y el no respetar a los que no son ni piensan como ellos, transformó el lugar en un  sitio en donde no se podía respirar porque  hasta el oxigeno se helaba.
 La soledad enfría el alma
 El alma enfriado hace que la soledad sea más fría
 La ausencia de humanidad, hace que todo se destruya, hasta los principios más humanos se vuelven animaladas.
Sin sentimientos todo es más frío y más oscuro.
Sin  empatía, nada se comprende y todo se deshumaniza.


18 comentarios:

  1. ISA,precioso mensaje el que nos dejas,amiga...
    El calor humano del sentimiento mantiene vivo el mundo...Asi es amiga.
    La energía del sol y de la naturaleza viene del Sentimiento energético de su Creador,que los mantiene y aviva cada día...
    El hombre con su frialdad,su indiferencia y su falta de amor destruye poco a poco su habitat y el de los demás...Por eso es necesario,que agradezcamos cada día la luz y la fuerza,que recibimos para seguir viviendo...y a la vez esa fuerza,que es AMOR, la mantengamos viva,renovándola en nuestro interior y dándola a los demás...SÓLO LA FUERZA Y EL CALOR DE LOS BUENOS SENTIMIENTOS MANTENDRÁN VIVOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO Y SUS HABITANTES.
    Mi felicitación por tu luz,esa luz,que nos dejas en tus fotos y en tus letras...Esa luz,que es AMOR,amiga mía.
    Mi abrazo inmenso y mi gratitud,ISA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Jes´sus. Disculpa la tardanza de contestarte.
      El amor es lo que nos hace ser más humanos.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  2. El amor es la fuerza de la vida, el que hace que nuestros corazones latan y se mantengan unidos por el calor de los sentimientos, el amor es la luz, la fuerza, la energía, el calor... la vida, sin los sentimientos de amor, el frío entra en el interior del alma, congelándola.

    Preciosa entrega la que hoy compartes con estos mensajes que nos invitan a la reflexión, y con las imágenes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. ¡¡Qué bonito lo que escribes!!
      Igualmente perdona por no contestar antes
      SAludos y besos

      Eliminar
  3. Me ha resultado conmovedor tu relato, Isa, pero cargado de razón absoluta: las relaciones humanas son la savia que da vida a la sociedad y sin ella está todo muerto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco.
      Disculpa que no te haya contestado antes.
      Tienes razón, sin amor, todo estaría muerto.
      Saludos y besos

      Eliminar
  4. Espectacular la última foto (fondo azul y el sol), sabes hacer las cosas bien....Tu texto es una buena reflexión, en donde lucha el bien y el mal...la oscuridad y la luz....
    Uno después de leerlo no puede quedarse indiferente...
    Un abrazo, me ha gustado mucho....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David, me alegra qeu te guste. Igual que a las demás personas que han dedicado su tiempo a dejar su mensaje, te pido perdón por no haberte contestado antes.El tiempo es el culpable de qeu ande con tanto retraso.
      Saludos y abrazos para ti y tu familia

      Eliminar
  5. Tremenda reflexión la que nos regalas hoy.
    Sin sentimientos somos máquinas que se limitan a actúar por inercia.
    Los seres vivos, humanos o no, tenemos la suerte de poseer un don precioso que, si no sabemos utilizar, se helará hasta el fin de los tiempos.
    Un abrazo.

    P.D: no te preocupes por no coger el regalo. No tiene ninguna importancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassssss Belén y disculpas po no responderte antes. Tienes razón, sin sentimientos seríamos robot.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  6. Me ha encantado tu relato por la honda reflexión que contiene, además de muy bien escrito.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Disancor, me alegro que te haya gustado.
      Perdón por el retraso.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  7. Un cuento para deshelar el mundo... y calentarlo de un calentamiento global de amor, de verdaderas relaciones entre personas y entre pueblos y razas... como siempre imagen y palabras perfectamente hilvanadas
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio Me aelgro que te haya gustado.
      Perdónnnnnnnnnnnnn
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  8. Así es Isa, "La ausencia de humanidad, hace que todo se destruya" pero parece que el hombre está empeñado en no entender y sigue actuando igual generación tras generación.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassss M.P.Moreno.
      Creo que con la crisis nos estamos volviendo algo más humanos.
      Disculpa por no haber contestado antes.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  9. Me encanta este relato. Tiene un aire primigenio de mito. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, graciassssssss
      Me encanta que te encante :-)
      Saludos y un abrazo

      Eliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.