Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Desde el Campañario de El Real de San Vicente

 Llegamos a la iglesia para subir al campanario.
Hacíamos tiempo mientras venia el párroco.
Hice fotos, miré. Vi las imagenes pero ninguna de ellas me habló.
Esperaba que me dijeran que no me preocupara. Que la misericordia de Dios pondría de nuevo el coche en mi camino, pero esto no sucedió.
Será que Dios no puede hacer nada por las cosas materiales, y sólo se dedica a las almas.

 Mientras yo dibagaba, los adornos florales llegaban a la iglesia, pues era día de boda.
Dos personas que se quieren iban a contraer matrimonio.
Adornaron con varios centros enormes.
Cuando uno se casa es porque la crisis aun no llamó  a su puerta.
Y mejor que no llame porque comienzan los problemas.
 Esto es el púlpito. Realmente no lo sé, no sé para que sirve. Alguna vez que he ido a misa, he escuchado desde aquí algún sermón. Yo no soy de sermones porque ya me dieron mucho las monjas.

 Estos son cirios.
Si se quema la cera ¿la cruz caerá?
Nunca había visto estos cirios con cruces. Son preciosos con esos adornos de colores. Seguro sólo se utilizan en las bodas.

No sé si lo del fondo es el retablo, creo que así se dice. Estoy poco puesta en los detalles de la iglesia, soy muy ignorante.

 La iglesia de mi pueblo es muy grande y bonita.
Huele a limpio, y tiene calefacción.
El otro día pensaba, que si algún día Dios no lo quiera hubiera una catástrofe, se podría usar la iglesia para recoger a las personas y que estuvieran cómodas y calientes en el invierno.
 Primera vez que subo al campanario. Creo que nos recibió un "Ángel".
¿No ven una sombra celestial al rededor de la campana?. Nos dio la bien venida.
La verdad que subí con miedo.
Hubo un punto que no había nada de luz y era como estar en la tumba. Me faltó el oxigeno, o me dio esa sensación, pues afortunadamente yo seguía respirando.

 Si no hubiera sido porque delante mío iba David, y de tras José María, creo que me hubiera dado un ataque de pánico por la escalera tan estrecha, y el techo tan bajo.
 Ha sido una experiencia bonita. Con miedos, pero da fortaleza porque lo puede superar.
 Al mirar las fotos, da la sensación de que estuviéramos en una mazmorra.
La torre en donde la bella princesa es encerrada y sin libertad para separarla de su amado lacayo.
 Al asomarse al vacio dan ganas de echar a volar como los pajarillos. Lo malo es que no hice unas alas y caería en picado.

 Hay unas vistas preciosas. Pero las sombras no se aliaron conmigo y estropearon las fotos.
 Aquí se nota mucho más el frío.
Es como si estuviéramos al menos 7º grados menos  que abajo.
Se respira muy bien y al contemplar el pueblo se tiene la impresión de mucha libertad, y paz.
 El sol tiene dos caras. Da la sensación de que hace bueno, que calienta, sin embargo el sol en otoño es un sol muy frío.
 Tendría que haber hecho una panorámica. Pero no subí el trípode.
Por la escalera de subir al campanario cuantas menos cosas se suban mejor.
Apenas cabía en algunos tramos.
 Mi pueblo es tranquilo, tiene un olor a frescura sana. Sobre todo en invierno que el viento arrecia, y con su furia da látigo penitentes.





Las campanas cuando suenan uno se pregunta que para que será.
Pueden tocar a misa, la señal para entrar a misa. Tocan a difuntos que son golpes. Antaños si se daban 14 golpes eran por los hombres, y 13 por las mujeres. De esto no estoy muy segura, me lo ha dicho mi compañero que él fue monaguillo.





 La mariposa
asustada se cae
al escucharlas
 Tañen campanas
y las nubes se espantan
y grita el viento.
 Tocan campanas
y mi cielo se abre,
llora sonidos.
El campanario.
gritan en su locura
las dos campanas








 Esto es una ventana que da a la propia interior de la torre
 La escalera es de caracol.
Se sube muy mal, pero se baja peor.
 Los peldaños son chicos, diríamos que para las patas de las palomas, las cigüeñas y los gorriones
 Baje agarrada a la piedra que hace de columna para sujetar todo el hueco y los peldaños.
La sensación es de ahogo. De lugar de ultratumba.
Yo que quiero que me quemen, y he estado casi metida en una especie de sarcófago de escalera de caracol.
Graciassssssssss al Parroco Joaquin. Graciasssssssss a David, y graciasssssssssssss a José María.

Maticula:1287FNR
Modelo: Renault Megane,
Color: Plateado.
Lo robaron ayer en la Calle Abogados de Atocha en Mostoles.Al lado de la Residencia de Ancianos las Camelias.Entre las 16:15 horas y las 18:00 horas.
Si alguien lo ve comunicarlo a la comisaría más cercana. O llamar al 091.
La denuncia ya está en todas las comisarías en  cualquiera de ellas se harán cargo del coche.
A la persona que lo comunique a la policía recibirá una gratificación de 100 euros, para ello tendrá que facilitar su nombre y DNI. Graciasssssssss.

15 comentarios:

  1. Nos ofreces unas imágenes bellísimas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco, me alegro que te gusten.
      Saluods y besos para ti y tu esposa

      Eliminar
  2. EXTRAORDINARIAS FOTOGRAFÍAS ISA, las mías no se acercan ni de lejos....Seguramente Jose María también las hizo muy buenas. Mi móvil cumple con lo básico...Como siempre digo..."me encanta lo que escribes porque uno percibe "sentimiento"). Tu reportaje gráfico quedará en el tiempo y mostrará a los que no han subido cómo es el campanario. Tienes fotos con una perspectiva IMPRESIONANTE.... ¡FELICIDADES ERES UN FENÓMENO....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David. Graciasssssssssssssss
      No importa la calidad de las fotos, si no el impetu que se pone para que las demás personas puedan disfrutar mirandolas. No hacemos competencia, hacemos fotos para que se conozca nuestro pueblo y sus maravillas. A pesar de que haces fotos con el móvil, tus fotos tienen mucha calidad, la calidad del ser humano, de la persona que las haces, y esta persona eres tú, excelente, muy solidaria y humano. Graciassssssssssssss.
      Saludos y abrazos para ti y tu familia

      Eliminar
  3. Todo cuanto muestras se vivencia, se participa sensorialmente, Tienes un pueblito de ensueño, de cuento aunque sabemos que tiene realidades duras como el inocente preso, como el auto robado y tantas cosas mas pero el colorido de las palabras, la emoción como estan dichas atenuan el frio y las incomodidades, las injusticias, las cosas desafortunadas... todo florece en este espacio... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciasssssssssss Antonio. Me alegro que te guste y disfrutes leyendo y mirando. Graciassssssssssssssssssssss
      Saludos y besos

      Eliminar
  4. Tan hermosa como antigua la iglesia de tu pueblo. Gracias Isa por mostrarla.
    Un beso amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Osvaldo, gracias a ti por entrar a visitarme y dejar constancia de ello.
      Saludos y besos

      Eliminar
  5. Isa,tienen razón los comentaristas.Es una gozada venir a verte,porque haces ameno cualquier tema por difícil y triste que sea...Hemos subido contigo al campanario y me he dado cuenta de esa sensación de claustrofobia...Alli en mi pueblo la gente también sube,pero a mi me cuesta lo de las escaleras de caracol...que parecen interminables y de ultratumba...
    Siento lo del coche,no sabía que era tuyo,amiga...Aqui en la Dehesa también roban muchos coches...es una pena cómo está el país...En fin,que gracias por tus bellas y entrañables fotos,amiga.
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,Isa.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. Hola María Jesús. Graciasssssssssssssssssssss
    Mira sabes que puedes hacer, puedes subir con personas que te den confianza. Subes despacito y te pones en el medio. Así sabes que estas cubierta por la persona que va delante tuya, y por la que va detras. Si algo te pasa ellos te ayudan. Vas despacio veras como al final cuando llegues arriba te das cuenta de que nada es imposible, que todas las personas podemos cumplir lo que nos proponemos por dificil o duro que sea.

    El robo del coche nos costó un disgusto muy grande. Al principo cuando fuimos a por él y estaba el sitio, no nos lo creíamos. Con decirte que nos quedamos los dos con la mente en blanco, ni nos acordabamos del numero de la policia. Hasta que yo le dije a mi compañero que marcara el 112.

    Me costó un sofoco tremendo. Esa noche no dormimos ninguno de los dos.
    Al día siguiente cuando mire a la cara a mi compañero, le dije que no podía ser, que nosotros valiamos más que el coche, y que nos ibamos a poner malos, y cogernos una depresión. Esto no podemos permitirnoslo. Todo lo materíal se puede volver a conseguir, y no es que nos sobre el dinero, que no, pero nosotros somos más importantes que el coche. Somos dos joyas de un valor inmenso, incalculable.
    Te fastidia mucho porque es un sacrificio grande de privarte de otras cosas, pero asi es la vida. Unos trabajan para tener lo que necesitan, otros roban para Dios sabe qué. Tal vez para quedar maltrechos en la vida por drogas y otras sustancias.

    De momento tenemos un coche que nos ha dejado el seguro durante un mes, un coche de sustitución. Si no aparece el nuestro, pues nos indemnizaran por la matricula, y tendremos que comprar otro.

    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  7. Has conseguido fotos desde el campanario muy buenas e interesantes.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Bonito reportaje de tu pueblo.
    A mi me gusta mucho la luz solar del otoño y del invierno, cuando estoy en algún sitio me parece que desde por la mañana esa luz te alegra el día. Donde vivo en esta época hay muchos días grises.

    Un cariñoso abrazo:)

    ResponderEliminar
  9. Isa... Muy bonita la iglesia, todas tienen un atractivo distinto... nunca he subido a un campanario, yo pienso en sus estructuras en tiempos pasados y esas pinturas en el techo con grandes imàgenes... no tenìan la comodidad de los tiempos actuales en maquinarias para las alturas, es por eso màs mi asombro.
    Muy bellas fotos, ver esas campanas tan de cerca.
    Me da pena tu coche, es como dices, miras y no lo ves y no lo puedes creer, mis deseos que lo halles prontito.

    un beso

    ResponderEliminar
  10. Yo, que en su día fuí monaguillo en el Real, hacía muuuucho
    tiempo que no veía el campanario.
    Gracias por las fotos Isabel.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. UNa bella crónica desde el campanario de tu pueblo. La pregunta es si las iglesias de hoy, con campanarios de tal altura, meritarían un elevador? Piensa que perderían magnificencia y hieratismo. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.