Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

jueves, 8 de noviembre de 2012

Otoño, castañas asadas...

 Al final no pusimos la chimenea porque hay que armar un garigay tremendo.
Mercerá la pena ponerla en Navidades que son más días. Pero un fin de semana hay que quitar una madera que tiene para que no entre frio ni se vaya el calor.
Mi compañero asó castañas en la sarten con agujeros.
Esta sarten lo mismo tiene 100 años. La tenian mis abuelos para asar las castañas.
 Calientes que arden en la mano. Pero las castañas hay que pelarlas recién salidas de la sartén para que se puedan pelar bien. La piel gorda que es la que está quemadita, se quita bien, , pero la piel fina que cubre la castaña una vez fría no se quita.
 Las manos se ponen de carbonero con todo mis respetos hacia ellos.
 
 Están deliciosas. Este fin de semana asaremos otras pocas y mientras jugamos al dominó las comeremos.
La verdad que luego por muy tarde que nos acostemos vamos con la tripa muy pesada.
 Si gustan  comer castañitas están invitados.
 
Estas cascaras sirven de abono natural. Se mezclan con el estiércol y se descomponen haciendo un abono  de cascaras de castañas. No se tira nada, todo es reciclable.

Castaña asada

en tus manos heladas

te darán calor.

++++++++++

La castañera

tiene las manos negras

pela castañas.

++++++++++

Un bidón negro

con la llama naranja

dentro castañas.

+++++++++++

 

 
 
 
Mercadillo Solidario para la Libertad de J.R.M. en el puente de la Constitución
 

http://viajarenminubeii.blogspot.com.es/2012/09/historia-de-la-carcel-para-un-inocente.html
 
 


13 comentarios:

  1. ¡Qué ricas las castañas y qué recuerdos de esa sartén eterna y exclusiva para ese fin!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, graciasssssssssssss.
      Sí la verdad que duran mucho, no se rompen, se tiran por tirar, pero no se rompen.
      Saludos y besos

      Eliminar
  2. Isa,tu post me lleva directamente a mi infancia,cuando en las casas de mis tías,alli en el pueblo,se asaban castañas en la chimenea y era un manjar exquisito,compartido y disfrutado.
    Me alegro mucho,que sigas con esa admirable tradición y la compartas con nosotros...Es una gozada comerlas y disfrutarlas con los ojos...sonrío...GRACIAS POR ELLO,AMIGA.
    Mi felicitación por tus naturales y entrañables posts,que disfruto muchísimo,sabes que si...
    Mi abrazo siempre,Isa.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Jesús, graciassssssssssss.
      Me alegro que te hayan llevado a tu infancia. Seguro fue una infancia muy feliz rodeada de toda tu familia.
      Graciassssssssss-
      Saludos y besos

      Eliminar
  3. Isa, gracias por tu visita a mi blog, gracias tardías, pero estuve alejada por un rato
    Me encantan las castañas y para mí es una verdadera dicha, cuando veo los puestos de castañas en la calle...simpre me detengo y las compro
    Nunca las he asado en casa, pero las disfruto en la ciudad.
    Es el perfecto sabor del invierno y su magia, para mí
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gizela, graciassssssssssss.
      Me alegro que te gusten las castañas, la verdad están riquísimas. Por cierto me termino de comer las cuatro últimas que me quedaban.
      Saludos y besos

      Eliminar
  4. Tú entrada me ha traido el recuerdo de aquellas sufridas castañeras madrileñas.
    Te deseo un bonito y feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Disancor, graciasssssssssssssss.
      Este año aun no he visto ningún puesto de castañas. Sí me ha llegado el olor de que las estaban asadas, pero no las he visto.
      Saludos y besos

      Eliminar
  5. Nunca comí castañas, se ven muy ricas eso sí.
    Me gusta aprender contigo Isa, gracias.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Osvaldo, qué pena estar tan lejos, si no, te mandaba unas pocas.
      La castaña asada tiene un sabor muy rico. No sé explicarte, no es ni dulce ni salada, sabe a castaña jajajaja, no sé explicarte. Está muyyyyyyy buena.
      Saludos y besos

      Eliminar
  6. Por estos lares no se dan las castañas, que siempre he vivido con el deseo de comerlas. SE ven sabrosas en la presentación del plato que haces en la foto. UN abrazo, Isa. Carlos

    ResponderEliminar
  7. Io ne vado pazzo!! buona giornata...ciao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Giancarlo, siento que te estes volviendo loco. Si puedo hacer algo para ayudarte y paliar esa locura, sólo tienes que decirmelo. Intentaré ayudarte si está de mi mano.
      Saludos y besos

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.