Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 6 de noviembre de 2012

Lluvia, Melancolía del Campo


Fotos tomada este fin de semana pasado.
Colores del otoño en los montes y campos
 La agricultura y ganadería es un trabajo pesado al que hay que dedicarle mucho tiempo.
Uno no puede decir, cojo vacaciones y me voy un mes a la playa.
Las vacas necesitan comer, beber, y caminar. El campo necesita cuidados y agua para que de fruto, verduras y hortalizas.
 
 Estas vacas son privilegiadas porque tienen un paisaje precioso.
Por que caminan y están muy bien cuidadas. No están hacinadas.
Son vacas de leche y carne.
Me gusta esta foto, podría ser un cuadro de arte minimalista vivo.
 Me acerqué mucho a ellas, pero me daba miedo por si me pisaban, ellas son enormes y seguro que no controlan.
 
 Menudas ubres lleva tan cargadas de leche.
 
 Recien levantadas después de una noche lluviosa, seguro alguna no pegó ojo escuchando la melodía del ambiente. Toda la noche de lluvia.
Caminan vacilantes a lavarse la cara :-) creo que por sus cabezas pasa el hacerse las vagas y no trabajar este día gris y de niebla meona.
También tiene derecho a estar un día de brazos caidos.
Eso sí, mejor que las ordeñen para estar con menos carga.
 Estas fotos son de un pueblo más abajo del nuestro. Hinojosa de San Vicente.
Se respira tranquilidad y mucha paz. Aquí no hay carreras, las vacas no se sobresaltan por nada. Pacen y son pacientes hasta la hora de dar la leche. Seguro que las gusta que las ordeñen. Sentir una mano calida aunque aspera por los trabajos del campo animan a ser acariciadas mientras dejan la leche para que los humanos nos la tomemos.
 Este señor es un señor de campo de toda la vida.
Cuando era joven, andaba por los campos y montes de mi pueblo. Amigo de toda la vida de mi padre.
Seguro se han contado más de una batalla en sus horas de soledad con el ganado.
 La sierra al fondo. Esa sierra que fue tan castigada por la mano del hombre, y sufrió en carnes propias las llamas en la tierra y en los árboles.
Parece que el agua lavó su cara y luce más bonita a pesar de la mucha arboleda ennegrecida.
El contraste de los árboles y la hierba le dan un toque otoñal menos de luto que este verano.
 Trozo de tarama de algún árbol quemado.
 Escobones abrasados. Materia viva la hierba verde, materia muerta el escobón ennegrecido.
Algunos  hombres del campo nunca descansan. Ahora le toca ayudar a sus hijos.
 
 El fuego siempre está encendido para secar los chorizos y morcillas que hacen para venderlos.
Cuando se enciende la lumbre se aprovecha el calor para muchas cosas. Hacer la comida, secar la matanza, calentarse, calentar agua.
Le pedí permiso para fotografiarlo. Joaquín me lo dio. Ya lo ven, alegre siempre.
La gente de los pueblos son muy   campechanos.
 Si sigue así la cosa tendremos que volver a los pueblos.
Aquí al menos no habrá lujos, pero se come cada día. La tierra es bondadosa. Si se la cuida y se  trabaja  da alimentos.
Vaya ristra de morcillas. Una de las que se ha secado aquí, está en la nevera de la casa de mi padre. Cuando vayamos este fin de semana la haré.
Gracias Joaquin por dejar que fotografie las cosas de la caseta donde secais las viandas que luego tu hijo vende.


Mercadillo Solidario para la Libertad de J.R.M. en el puente de la Constitución




http://viajarenminubeii.blogspot.com.es/2012/09/historia-de-la-carcel-para-un-inocente.html

11 comentarios:

  1. Todo precioso, Isa. Lo único que no me gusta es ese monte quemado que aparece detrás de algunas fotografías.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, graciasssssssss.
      A mí tampoco me gusta el monte quemado, pero es lo que hay. Debemos tener paciencia para que de nuevo su savia haga florer y verdear a los árboles.
      La mano del hombre lo quemó, y ahora tardará un tiempo hasta reponerse.
      Saludos y besos

      Eliminar
  2. Idílica y muy bucólica la vida en nuestros campos. Tambien muy duro de trabajar pero agradecido en su recompensa. Personalmente no me importaría irme a vivir al mío, si hubiese forma de ganarse la vida, pero es tan pequeño que no tiene trabajo para todos. Habrá que esperar unos añitos hasta que el trabajo no sea un problema. Me gusta saber que remite la desolación en tan hermosa sierra. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén, graciassssssssssss.
      Sí pero si la cosa se alarga y no podemos ni comer, habrá que irse a cultivar las tierras. Nosotros afortunadamente tenemos trabajo. Pero hoy tienes, mañana dan un cerrojazo y a la calle.

      El campo se ve algo más lindo con el verde que floreció por la lluvia y el sol.
      Saludos y besos

      Eliminar
  3. Son tristes los días de lluvia, mira hoy está lloviendo y está tan gris que el alma se llena de nostalgia, pero cuando se disfruta de un momento de relax, de buenas letras e imágenes, se olvida una de todo lo que hay en el mundo, gracias, Isa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, bueno pero tiene que llover. A mí antes tampoco me gustaba, pero ahora me he hecho amiga de los días grises y lluviosos. Como que estás más sensibilizada y se puede pensar, y mirar dentro de uno mismo con más calma.
      Graciassssssssssssssssssssss.
      Deseo que te encuentres mejor.
      Ya tnego preparado lo del día 15, está escrito y programado.
      Saludos y besitos

      Eliminar
  4. Isa,me encantan las fotos y tus letras,que nos describen con detalle la vida en el campo y todo lo que la rodea...Tu palabra cercana y amena nos va introduciendo en ese mundo natural y entrañable,donde las gentes comparten con la naturaleza y su espíritu siempre está en paz y nutrido.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu cercanía y buen hacer,compañera de letras.
    FELIZ DÍA,ISA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Isa! Como incondicional de tu blog, te voy a pedir que cuando hagas las fotos nos pongan en qué lugar están echas. Me encanta saber cómo se llaman los lugares del pueblo y busco un mapa desde hace tiempo. También me gustaría saber quíen es el hijo de Joaquín que vende los chorizos y las morcillas. Un abrazo y me encanta lo que haces por que me trasladas al pueblo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, Graciassssssssssssssss.
      No te preocupes que pondré todos los nombres de los lugares en donde haga fotos.
      Saludos y besos

      Eliminar
  6. NO extraña, Isa, eso de volver a los campos. Aquí, en Colombia, Morales un experto en desarrollo y urbanismo, ya habla de la aldea dentro de la ciudad, que es recuperar esa noción de la estancia rural. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, graciasssssssssssssssss.
      Eso es bueno, lo rural es lo más sencillo pero también lo más natural.
      Saludos y besos

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.