Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

sábado, 4 de agosto de 2012

Regalo para Paco, mi maestro de los sonetos (Soneto a los Racimos de Uvas)


En las soledades vas creciendo
Y en las soledades te haces dura
El frío invernal te amalgama en su cordura
Cada noche la luna te va meciendo.

Cuando a punto estas de madurar el labrador va enterneciendo.
Se buscan vendimiadores de suave cortadura
En cestos los racimos de uvas van echando  con ternura.
Cuando ya eres  vino en los toneles iras envejeciendo.

De sabores frutales y olores a robles te irás vistiendo.
En la boca de alguna dama un beso pondrás
Y en la de algún gañán su lengua palabras irá vertiendo.

A quienes guste  tu sabor felicidad darás.
Quien de ti abuse se acabará hundiendo.
En la justa medida cabal serás.





17 comentarios:

  1. ¡No me lo puedo creer, eres capaz de hacer todo aquello que te empeñes! Te agradezco mucho la dedicatoria, pero no me siento maestro de nada, ¡pobre de mí!
    Has logrado tres cosas muy importantes: el poema tiene sentido único todo él, el número de versos es el preciso y también la rima y la distribución estrófica. Ahora te falta que todos los versos tengas once sílabas y ninguna más. Ten presente que si la última sílaba va acentuada (palabra aguda), ese verso sólo debe contar con diez sílabas. Es todo muy complejo, pero con tu persistencia y un poco de paciencia y maña irás consiguiendo esa musicalidad.
    ¡Bravo! Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, graciasssssssssssssssssss.
      Tú eres mi maestro de los sonetos. Sólo tú me lo corregiste, yo pensaba que estaba bien hecho, pero no lo estaba.

      El próximo seguro que sale perfecto y con once silabas, y si la última silaba va acentuada, sólo podrá tener diez silabas.
      Graciassssssssssss.
      Saludos y un abrazo grandeeeeeeeee

      Eliminar
  2. Belas fotografias...Belo Soneto....Espectacular....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  3. Hola Fernando, graciasssssssssssssss
    Me alegro que te gusten.
    Me han encantado tus fotos del paseo por el rio.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo soneto Isa.
    y las fotos estupendas.

    un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adriana, me alegra que te guste.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  5. ¡Boquiabierta me dejas hija!
    que capacidad de trabajo tienes, y que paciencia.

    El vino... buenísimo. No hay nada mejor que una buena compañía y una copita de vino.

    Abrazos y gracias por lo que tú ya sabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelita, graciasssssssssssssssssssssssss.
      Bueno a mí el vino no me gusta, pero sí tienes razón una copia en buena compañía debe de saber muy rico.
      Gracias a ti. Besos para los dos y para Emma

      Eliminar
  6. Hola Isa, escribes magnífico, un placer.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo, me alegro que te guste.
      Igualmente te deseo felices dias de verano.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  7. Quizás...la memoria me falla, Neruda le cantó al vino, pero tú Isa, le cantas a la vid, creciendo en las ramas, la vas madurando en el poema, y augurando la felicidad de quien la tome, hecha vino en su boca. NO me queda otro remedio...me comeré unas uvas...y me sabrán a beso ensalmado. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos.

      He buscado en internet y he encontado esto de Neruda:

      ODA AL VINO

      VINO color de día,
      vino color de noche,
      vino con pies de púrpura
      o sangre de topacio,
      vino,
      estrellado hijo
      de la tierra,
      vino, liso
      como una espada de oro,
      suave
      como un desordenado terciopelo,
      vino encaracolado
      y suspendido,
      amoroso,
      marino,
      nunca has cabido en una copa,
      en un canto, en un hombre,
      coral, gregario eres,
      y cuando menos, mutuo.
      A veces
      te nutres de recuerdos
      mortales,
      en tu ola
      vamos de tumba en tumba,
      picapedrero de sepulcro helado,
      y lloramos
      lágrimas transitorias,
      pero
      tu hermoso
      traje de primavera
      es diferente,
      el corazón sube a las ramas,
      el viento mueve el día,
      nada queda
      dentro de tu alma inmóvil.
      El vino
      mueve la primavera,
      crece como una planta la alegría,
      caen muros,
      peñascos,
      se cierran los abismos,
      nace el canto.
      Oh tú, jarra de vino, en el desierto
      con la sabrosa que amo,
      dijo el viejo poeta.
      Que el cántaro de vino
      al beso del amor sume su beso.

      Amor mio, de pronto
      tu cadera
      es la curva colmada
      de la copa,
      tu pecho es el racimo,
      la luz del alcohol tu cabellera,
      las uvas tus pezones,
      tu ombligo sello puro
      estampado en tu vientre de vasija,
      y tu amor la cascada
      de vino inextinguible,
      la claridad que cae en mis sentidos,
      el esplendor terrestre de la vida.

      Pero no sólo amor,
      beso quemante
      o corazón quemado
      eres, vino de vida,
      sino
      amistad de los seres, transparencia,
      coro de disciplina,
      abundancia de flores.
      Amo sobre una mesa,
      cuando se habla,
      la luz de una botella
      de inteligente vino.
      Que lo beban,
      que recuerden en cada
      gota de oro
      o copa de topacio
      o cuchara de púrpura
      que trabajó el otoño
      hasta llenar de vino las vasijas
      y aprenda el hombre oscuro,
      en el ceremonial de su negocio,
      a recordar la tierra y sus deberes,
      a propagar el cántico del fruto.


      Gracias por decirme y así he buscado este poema.

      Saludos y un abrazo muy grandeeeeeeeee

      Eliminar
  8. La fruta que nos da el jugo más sabroso, se merecía esos versos en soneto.
    Hermoso Isa, las imágenes también.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciass Osvaldo, me alegro qeu te guste.
      Saludos y un abrazo enormeeeeeeeee

      Eliminar
  9. Bonito regalo Isabel, bello soneto y que decir de las fotografías me encantan!!
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  10. Isa.... dale a corregir esos sonetos a las uvas para asì tomar unos buenos vinitos jajjaja.
    Sabes un escritor me ha dicho que no me pase de ocho sìlabas, quizàs sea en poemas....has visto que todos los dìas se aprende algo nuevo.

    ¡¡¡ preciosooooooo !!!!

    un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Chari, graciassssssssssssssssssss
    Me alegro que te guste.
    Estoy de vacaciones en mi pueblo, El Real de San Vicente. Un pueblo de Toledo.
    Estoy en la biblioteca, y este año va de maravilla la linea de internet.
    Saludos y un abrazo grandeeeeeee

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.