Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 23 de julio de 2012

Incendio en El Real de San Vicente

Qué pena que se arme fuego y se queme la vegetación y con ello animales y se consuma agua, y oxigeno en castidades desorbitadas. Qué pena que quememos la obra de arte de la naturaleza que poco a poco ha ido pincelando, y armando los montes,  valles, prados,...



Esta es la zona del Canto Hituero de mi pueblo. El día del mundial fue incendiado con una bengala que lanzaron para celebrar que los españoles se habían clasificado como campeones. De un festejo feliz surge una desgracia. El paisaje está tan falto de agua que casi agoniza de sed, pero en esta ocasión agonizó,  y parte de su arboleda murió porque ardía como en el infierno cuando van los hombresmalos. Pues aquí el pobre paisaje no hizo nada para ir al infierno, pero el infortunio quiso que ardiera.

 Este fin de semana ha habido otra quema porque algún/alguna fumador/a ha tirado una colilla a su paso por las alberquillas, un lugar de mi pueblo.
Qué pena que haya persona que no sepan que un cigarrillo mal apagado puede armar un gran fuego.
Estábamos echados la siesta y nos despertaron varios helicópteros que iban apagar un fuego.
El sonido de los helicópteros era tremendo.
Yo me asuste mucho porque era como si los tuviéramos encima de la cabeza
 Con las vista tan preciosas que tiene mi pueblo y que haya persona sin una neurona que les funcione para prevenir que una colilla, una bengala de esas que se tiran desde un barco para pedir socorro puede hacer un desastre en décimas de segundos.
Afortunadamente el cuerpo de bomberos apagó el fuego, no sin hacer un montón de esfuerzos.
Los helicópteros iban y volvía con agua para echar y sofocar las llamas



 Pasaban muy cerca de mi cabeza, pero iban a gran velocidad para llegar y lanzar el salvavidas llamado agua.
 El viento se levanto. Es como si alguna cosa malvada hubiera dicho al viento que azuzase la llama.
 A mí me temblaban las piernas, aun así hice alguna que otra foto.
 Aquí tenía la cubeta llena de agua para lanzar a las llamas.
A la hora más o menos salimos de casa con el coche.
Había dos retenes de bomberos y entre ellos vimos dos mujeres bomberas.
Pasamos junto a ellos, pero no pude sacar la cámara y hacer foto. Me quedé sorprendida del trozo que se había quemado,  y las caras renegridas de los bomberos.
Los bomberos son personas que se juegan la vida por los demás. Son las personas que hacen, y que ponen todos los medios a su alcance para que no se quemen nuestras casas, nuestros bienes. A veces para ello alguna de sus vidas peligra. fui incapaz de hacer ninguna foto mientras ellos con sus trajes, azadones, mangueras, cortaban el fuego.
Chapó por este cuerpo que sin él el mundo sería un gran infierno. 
No quiero ni pensar la calor que pasan bajo esos trajes y con las llamas acariciando su piel.
Enhorabuena a todos y cada uno de los bomberos y personal que ayudó a apagar el fuego en El Real de San Vicente.
Graciasssssssssssssssssssssss, millones, billones de graciasssssss y que dios o quien sea os bendiga y cuide vuestras vidas, y las de vuestras familias.



6 comentarios:

  1. Conozco esos parajes tan bellos, pero en todo caso, conocidos o no, es una pena que tiremos por la chimenea del cielo lo que tantos años ha tardado en hacer la Naturaleza. ¡Hasta cuándo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, gracias por visitarme y dejar constancia de ello.
      Hasta que nos enseñen que las colillas hay que apagarlas antes de tirarlas en los ceniceros. Hasta qeu nos concienciemos de que la naturaleza es nuestra casa, la casa de los que vayan viniendo detras nuestra. Sin los muebles de esta casa no podemos vivir porque los muebles son los árboles, las hierbas que son los que nos dan el agua y el oxigeno. Las que hacen que el monte no arrase con piedras, broza y arrenas y se estampe en nuestras ciudades porque sin los árboles el agua de la lluvia es como enormes tanques que atropellan todo lo que hay a su paso.
      Cuando el castigo sea un verdadero castigo. Creo que el ser humano solo aprendemos a fuerza de castigos.

      Saludos y un abrazoz

      Eliminar
  2. Isa me da tanta pena cada vez que escucho que el monte esta ardiendo,no se cuando nos daremos cuenta que sin él no hya vida, que estamos cargandonos nuestro mundo.Espero que las nuevas generaciones se den cuenta de ello.
    Un abrazo amiga,buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shantal, sí así es, quemamos el oxigeno y el porvenir de las generaciones que estan detrás de nosotros y de las que están por venir. Creo que hasta que nos conciencemos que el medio hambiente forma parte de nuestro hogar.
      Saludos y un abrazo

      Eliminar
  3. MUy buena crónica sobre este incendio forestal.Un llamado a los irresponsables. OPortunos los bomberos, para detener el fuego. Un abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, graciassssssss
      Sí la verdad que se ganan muy bien su sueldo. Sin los bomberos ya se hubiera quemado la mitad del planeta.
      Chapó por ellos y el trabajo tan duro que desempeñan.
      Saludos y un fuerteeeeee abrazo

      Eliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.