Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

viernes, 10 de febrero de 2012

Alguien la Seguía ...




... Alegre como cada día sube en el autobús. En la parada se encuentra con Charo, pues han entablado amistad de verse todos los día. Estos días de frío, buscan en la parada, mientras llega el bus, el calor del sol, pues es él el  único que puede calentar sus manos, caras y pies. También lo podría hacer un buen café, que por otro lado, seguro ellas han tomado al salir de sus casas. Charo e Isa intentan sentarse en el mismo lugar del autobús. Mientras el recorrido entablan conversión. Otras veces Isa da algún que otro cabezazo, pues después de la comida, calentita dentro del bus, con el movimiento suave del viaje, el sueño acude raudo y veloz.  Isa lleva unos días algo intranquila, piensan que la siguen. Aparentemente no hay motivo alguno. Ella lo ha hablado con su compañero, también con su jefe,... Está alerta y a la espera de que sólo sean sospechas infundadas. 

Hasta esta noche ha conciliado bien el sueño. Las primeras horas desde las 12 hasta las 4 de la madrugada, ha dormido bien. Después ha estado entre velada. A su cansada cabeza por no descansar, le han llegado mensajes tal vez confusos, tal vez ciertos. ¿Quién sabe? Ella ha  pensado en un constructor que hizo el tejado de su bloque, contrató rumanos, aunque por otro lado no le encuentra motivo aparente. Hubo una persona muerta, pero nadie del bloque tuvo la culpa, si no, que no usó los medios de seguridad apropiados. Entre los trabajadores y el constructor estaba el juego de esa muerte. También ha pensado en un compañero  de trabajo de  su marido, también Rumano. Un compañero que estuvo 4 o 5 años trabajando en el mismo taller. Al que invitaron a él y a su mujer a comer un día a su  casa.  Dicha pareja de Rumanos también invitaron a Isa y a su compañero a comer un menú rumano, que ellos prepararon. Un compañero que se llevaban muy bien, pero por h o b, decidieron probar más fortuna y se fueron a las islas. No tuvieron noticias  de ellos durante mucho tiempo. Al cabo más o menos de cinco años volvieron. Le llamaron para saludarse. Andaban buscando trabajo, pues volvieron con una niña nacida en las islas Canarias. Ahí quedó la cosa, no hubo más comunicación entre ellos.

Parece ser que Isa solo tiene dos conocidos en la red, y habla con ellos casi todos los días. Por lo que no puede sospechar de ellos. Uno vive en Argentina y el otro vive en un pueblo de Asturias.

Por cierto, quien Isa cree  que   puede  perseguirla  es un chico que en su tiempo debió de ser rubio. Ahora su pelo es una mezcla de paja y canas. Alto aproximadamente cuarenta o tal vez cuarenta y cinco años. Estatura alrededor de 1,80, tal vez 1,85. fuerte, pero no gordo. Piel blanca,  nariz redonda, ojos claros y una fila de pelos rubios cortos en el bigote, mal afeitado. Lleva una gran mochila a sus espaldas que parece que  fuera llena de aire.

Estas, son las sospechas que Isa me ha contado. También piensa que sólo pueda ser un ataque de histeria, aunque hay varias coincidencias para tener sospechas.

Esperemos que lo que le sucede a Isa sólo sean sospechas infundadas. Tal vez un mal sueño aunque ella estaba bien despierta, según me comentó. Por cierto, según isa ella no tiene ningún problema con los rumanos, en su pueblo hay muchos hombres y mujeres, y son ciudadanos de primera como el que más. Sólo piensa en que pueda ser una pesona de Rumanía por el tono de piel y ojos. Que a lo mejor es un español.

No creo que esto tenga nada que ver con la denuncia aquí echa: Pica ahí para verlo ya-se-que-las-cosas-de-los-ancianos-no.html 
Creo que Isa ha atado todos los cabos que ella cree que puedan ser.






4 comentarios:

  1. Sea real o no el caso, esta escrito con suficiente intriga para convertirse en un hecho interesante. Si el desenlace pudiese afectarte, deseo que sea el más feliz para tí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Disancor, esperemos solo se queden en sospechas.
      Saludos y un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Observo que apelas a tu buena capacidad para narrar, una historia, que se mueve entre la realidad y la ficción, una manera original, de darle mayor entusiasmo a una lectura de un evento real, que sin el exorno literario, n o interesaría al lectgor de blogs. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos por lo de buena capacidad para narrar.
      Es una de tantas historias, que seguro, la gran mayoría de las personas a las que les suceden, no se atreven a contar. A veces es mejor lanzarlo al espacio cibernético, porque así la angustia que provoca, se reparte, es más llevadera.
      Tienes un blog muy bonito. Me ha gustado tu poema de la angustia, al igual que el Amor de Puta.
      Saludos y otro abrazo para ti

      Eliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.