Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 15 de noviembre de 2011

El árbol con Ojos


La Madre  de todos los árboles.
Ella es un gran dama. Su vestido es  una gran corteza robusta y larga, le tapa hasta los tobillos.  En su vestido anidan pajarillos que con su pico van haciendo cosquillas a la Madre Árbol, y ella les deja que se acurruquen en los huecos que hacen  entre sus pliegues. Allí mismo en primavera preparan sus nidos y tienen sus polluelos. 
La Madre Árbol nunca duerme, ni de noche ni de día. No tiene ojos pero si un oído muy agudo, y una boca por donde salen sus  silbidos, y se comunica con el resto de los árboles para avisarles  si anda algún leñador cercano por el lugar.

La Madre Árbol también se comunica con todos los animales que por allí habitan. Y aunque da la voz de alarma cuando llegan los cazadores, algún que otro pájaro y conejo algo holgazanes, no corren a sus escondites y son cazados.

También ayuda a las ramas en caso de vendaval a que se hagan una trenza fuerte unas con otras,  para no ser rasgadas por el viento.
Así que ya lo saben, no se piensen que los árboles y animalillos están solos o desprotegidos, que no, que tienen una gran Madre Árbol que los mimas y cuida con esmero.



... Entre la bruma asomaron fijamente unos ojos alargado y muy negros. 
Son los Ojos del Árbol que todo lo ve.
En las noches sin luna, es quien va guiando, con un suave susurro a los fantasmas de la noche.
Con la niebla los ojos se desprenden de la rama en donde están adheridos, y son los ojos que guían a los ciervos  lobos, jinetas, zorros,... Estos animalitos salen por la noche en busca de comida, y si no ven un pozo o un cepo los Ojos del Árbol les va diciendo cuales son los trozos del camino que tienen que esquivar.
Pero un día en donde la luna era tan bella, tan bella, que los Ojos del Árbol se quedaron ensimismados mirandola, y varios animalitos quedaron atrapados entre los dientes de los cepos que habían puesto algunos hombres malvados.
Por más chillidos que dio el zorro y la jineta, nadie fue a socorrerlos.  La Madre de todos los Árboles escucho los gemidos de los animalitos pero ella no podía descolgarse de su árbol. Entonces se le ocurrió una   idea. Todo debía de ser muy urgente, la rapidez era la que contaba a favor  de que esos desgraciaditos que cayeron en las trampas, no sufrieran herida alguna. Todo ser vivo incluida la luna que alumbró con más ímpetu que nunca, pusieron de su parte. El pájaro Carpintero cortó varias ramitas, las cortezas de varios árboles se hizo jirones, y se fueron enroscando a modo de esparadrapo, uniendo las ramas, y así hicieron una gran liana que tiraron  al lado de los cepos. El zorro que era muy listo se agarro con fuerza a la rama. Mientras tanto  los demás animalitos abrían la trampa del cepo. Así salió ileso el Zorro.  El Zorro también ayudo a abrir el otro cepo en donde había sido atrapada la  Jineta. Mientras tantos los pajarillos tiraban de la liana junto con la Madre Árbol.  

De esta manera, y cada cual aportando sus fuerzas y voluntad, se salvaron el zorro y la Jineta de las manos de los malvados.
Y colorín colorado, el cuento felizmente ha terminado



8 comentarios:

  1. Hola Isa

    ¡Qué cuento más bonito! Tocas temas muy bonitos, la solidaridad, el apoyo, el respeto, el amor hacia los demás; la unión hace la fuerza. Todos unidos podemos conseguir lo que nos propongamos.

    Me ha gustado mucho.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Un bonito cuento has narrado, Isa, parece increíble como tu imaginación ha ido volando con ese árbol con ojos que se comunica con todos los animales, me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Gracias María Eugenia, me alegra que te guste.
    Sí, así es, si todos aportamos y hacemos fuerza podremos conseguir lo que nos propongamos. Gracias.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias María, me alegro que te guste.
    No sabía como iba hacer el cuento. Pero una vez que están escritas las dos primeras líneas, salen el resto de las palabras por arte de magia.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. un cuento muy bonito. gracias por escribirlo

    ResponderEliminar
  6. Un bello relato, tierno y muy bien escrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Hotel Cerler.
    Muy bonitas vuestras fotos. Me encantaría ir por ese precioso Parque Natural. Seguro en algún momento de mi vida iré. Gracias
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias Disancor, me alegro que te haya gustado.
    Saludos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.