Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

martes, 29 de noviembre de 2011

Manzano, Madroño, Encina,...

Este árbol tiene pocas ramas, pero las pocas que tiene con ricas manzanas.
Es un árbol muy pequeño, pero eso no le impida que ofrezca sus frutos.
Parece desvalido por su pequeñez, pero se le ve fuerte y con vitalidad.
A veces la presencia engaña.
 Y lo que se ve por fuera menudo y delicado, puede tener un corazón fuerte y bondadoso.

Ummmm madroños
¿Has probado los madroños?
Están muy ricos, pero hay que comer poquitos. Yo una vez comí muchos y creo que me emborraché.
Estaba mareada y vomité hasta la primera papilla que tome de bebé :-)
Si comen madroños, cómanlos  con mesura.

Árbol desnudo. 
Por techo tiene al cielo. 
Por abrigo, las suaves plumas, y la sangre caliente de los pajarillos que se posan en sus ramas.
Por calefacción tiene al sol.
 Por luz en las noches a la luna.
Para peinar sus ramas o despeinarlas  tiene al viento.
Para lavar su cara la lluvia es su aliada.

Esta encina se ve viejita.
Sus dedos se alargaron y deformaron
Su corazón tiene los latidos  lentos y descompensados.
Su memoria se volvió frágil.
Sus ojos casi siempre llorosos por la añoranza de su caducada juventud,
 y los recuerdos  de sus días esplendorosos.
No llegar a viejos es malo, pero a veces, llegar es peor porque ahí lo ven, la encina está sola, con su triste  soledad.



2 comentarios:

  1. Que entrada homenaje a árboles tan especialmente "originales" son fotos tuyas?? no conocia el madroño, el manzano es bellisimo gracias por compartir tan bello y acogedor reportaje, mil felicitaciones y los comentarios son deliciosos. Un abrazo muy fuerte de Begoña

    ResponderEliminar
  2. Hola Begoña, gracias.Sí las fotos las he hecho yo, si alguna te gusta puedes poner en tu blog.
    el manzano es de un huerto que hay en mi pueblo. La foto la tomé por octubre. Y el madroño no recuerdo cuando tomé la foto. Es un madroño que hay en el jardín de unos amigos de mi padre.
    La encina está en el monte de mi pueblo. justo enfrente del pajar de mi abuelo.
    El otro árbol no sé que es, está subiendo al cementerio de mi pueblo.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.