Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

jueves, 13 de enero de 2011

Viajar, Velocidad, Visibilidad,...



El mayor viaje que hacemos lo hacemos a lo largo de nuestra vida.
Aquí si somos nosotros los que decidimos cual es en cada momento la velocidad que queremos.
A mayor velocidad, menos visibilidad. Si vamos muy rápidos en el día a día, se nos escapan muchos detalles. Evidentemente siempre iremos más cansados que si vamos a una velocidad adecuada.
Esto igual que cuando vamos conduciendo, a mayor velocidad, menos reflejos porque tenemos menos visibilidad, la mente va más revolucionada, y los sentidos se atrofian un poco más que en relentí. Todo en la vida necesita un tiempo para actuar. Si estamos en óptimas  condiciones, la rapidez será más eficaz.
Si tomamos los vuelos muy altos, tardaremos más después  en aterrizar.
Y seguro diréis  que tiene que ver un viaje y su velocidad con lo que estoy contando, pues para mi cualquier viaje por el mundo, se puede acoplar a los viajes que hacemos a lo largo de nuestra vida, y no me refiero a desplazarnos, si no a cómo vivimos y a la calidad de vida que tenemos. Calidad de vida no es estar cada día de fiesta, no, para mí la calidad de vida, es tener trabajo, estar activos y poder distribuir el tiempo y acomodarlo a nuestras necesidades.
Calidad de vida es disfrutar leyendo, pintando, paseando, amando, mirando, queriendo y se queridos,... Calidad  de vida son las pequeñas cosas que no damos importancia, porque de las pequeñas cosas, son de las que nos nutrimos, ya que son las que más necesitamos. Un viaje lo podemos hacer de vez en cuando, no podemos estar toda la vida de viaje, a menos que seamos ricos y no necesitemos trabajara para poder vivir. Por eso el alimento para el alma son los detalles, pequeñas cosas  del día  a día. Uniendo todos, es un buen manjar para disfrutar.

Toda partida tiene el regreso.
El único viaje que hacemos y no regresamos,
es la muerte, en este viaje nos quedamos para siempre.



9 comentarios:

  1. Fíjate que cosas más raras me pasan, me apasiona la velocidad, pero nunca me ha gustado conducir. Tal vez prefiera que me mate otro, que otro me lleve a ese viaje sin retorno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Disancor, no sé que decir la verdad, me he quedado algo triste.
    SAludos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola Cesar, para no dejar pistas voy a eliminar todos los mensajes. Son cosas muy privadas.
    SAludos

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias.
    Son cosas muy privadas.
    Me he dejado llevar. Lo siento.
    Un abrazo y hasta siempre.
    César.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.